Público
Público

Siete detenidos acusados de ser enlaces de ETA con las FARC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido en el País Vasco y Navarra a siete personas pertenecientes a Askapena, considerada la red de la izquierda abertzale para realizar propaganda en el extranjero y a la que el fiscal general del Estado ha acusado de mantener relaciones con las FARC colombianas en nombre de ETA.

Durante la operación han sido detenidos Walter Wendelin -considerado el responsable de la organización y que ya fue detenido este mismo año en Venezuela- y Rubén Rolando Sánchez Bakaikoa (ambos en Vitoria); Gabriel Basáñez Ruiz (en Getxo, Vizcaya), Unai Vázquez Puente (en Barakaldo, Vizcaya), Itxaso Lekuona Legorburu (en Rentería, Guipúzcoa), David Soto Aldaz (en Pamplona) y Aritz Gamboa de Miguel (en Arruazu, Navarra).

Tres de ellos, Wendelin, Basañez y Soto, fueron candidatos en diversas listas de la izquierda abertzale. Además, se han practicado seis registros domiciliarios y otro en una sede de Askapena en Pamplona.

Los arrestados están acusados de un delito de integración en banda armada. Según el Ministerio del Interior, de la documentación intervenida en mayo de 2008 al dirigente de ETA Francisco Javier López Peña, "Thierry", se ha deducido que Askapena es el "brazo internacional de ETA", con el cometido de "establecer canales de comunicación y colaboración con otras organizaciones terroristas".

A esos vínculos se ha referido el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, que ha asegurado que los detenidos mantenían relaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), mientras que fuentes de la investigación consultadas en la Audiencia Nacional aseguran que también se han encontrado nexos con "movimientos bolivarianos".

La operación policial de esta madrugada se produce apenas 48 horas después de que ETA, en una entrevista con el diario Gara, insistiese en su disposición a establecer un alto el fuego permanente y verificable, si se dan las condiciones para ello.

A esta circunstancia se ha referido el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha asegurado que la operación de hoy no tiene un carácter "coyuntural" y no es "una respuesta" al intento de la banda terrorista de internacionalizar el llamado "conflicto" vasco.

El titular de Interior ha añadido que el Gobierno "no ha cambiado ni una coma la estrategia en la lucha contra ETA". En la misma línea, la portavoz del Gobierno Vasco, Idoia Mendia, ha opinado que "queda claro que el Estado no está en tregua".

El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, ha calificado a Askapena como una "parte esencial del entramado de apoyo a ETA", encargada de realizar "labores de proselitismo a nivel internacional para conseguir apoyos a las actividades de la organización terrorista".

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha opinado que la operación policial contra Askapena es "oportuna, muy pertinente", ya que la "escapatoria" de ETA es "por el ámbito internacional".

Tras los arrestos, Askapena ha emitido un comunicado en el que ha dicho que la operación "no es más que otro ataque en contra del proceso que se está poniendo en marcha en Euskal Herria".

Los detenidos prestarán declaración en los próximos días ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz.