Público
Público

Los siete directivos del banco malo cobrarán dos millones de euros

El Gobierno ha encargado a una empresa de cazatalentos que reclute a los  gestores de la sociedad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno está reclutando al equipo directivo que gestionará el banco malo —cuyo nombre oficial es Sareb— cuya creación está prevista para mediado del próximo mes de noviembre. El Fondo de Reordenación Bancaria (FROB) ha presupuestado dos millones de euros para pagar los sueldos de los siete directivos que gestionarán la entidad. 

El diario Expansión publica este viernes que el FROB ya ha contactado con la empresa de cazatalentos Spencer Stuart, que será la encargada de llevar a cabo la selección. 

Según el diario económico, Spencer Stuart aún no ha hecho ninguna propuesta al ministerio de Economía. Pero se ha establecido que el consejero delegado del banco malo cobre un máximo de 500.000 euros al año. El segundo en el escalafón estarían los dos directores generales de las dos principales áreas —gestión y operaciones—, quienes cobrarían entre 300.000 y 400.000 euros. 

En el mercado  500.000 euros es un caché bajo para el consejero delegado de una entidad financiera

En un tercer nivel se encuentra el resto de los directivos, los que se encargarían del área jurídica, de la financiera, de la auditoría y del departamento de riesgos. Estos cuatro gestores percibirán una retribución anual de entre 150.000 y 180.000 euros. Todos los directivos, según Expansión, cobrarán un 70% de su sueldo en fijo y el 30% en variable.

A pesar de que la estructura salarial está fiajda, la empresa cazatalentos tendrá cierta libertad para contratar al consejero delegado, al que se le podría ofrecer un salario mayor, dado que en el mercado bancario 500.000 euros es un caché bajo para un puesto de esa responsabilidad.

Los finalmente contratados tendrán que cumplir los requisitos que establece el real decreto del banco malo publicado la pasada semana y tendrán que acreditar una experiencia no menor a cinco años en 'funciones de alta dirección, control o asesoramiento de entidades financieras o funciones de similar responsabilidad en otras entidades públicas o privadas dedicadas a la gestión de activos inmobiliarios'.