Publicado: 19.07.2009 16:25 |Actualizado: 19.07.2009 16:25

Siete menores detenidos por violar a una niña 13 años

Los hechos tuvieron lugar durante la madrugada del sábado en una zona de playa de Isla Cristina (Huelva). La menor sufre una deficiencia psíquica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Otra vez la misma pesadilla. Un nuevo caso de supuesta violación cometida por menores y con una niña indefensa como víctima, esta vez en Isla Cristina (Huelva), hizo revivir los recientes hechos similares ocurridos en el pueblo cordobés de Baena. Esta vez, siete menores de edad, dos de ellos con menos de 14 años y por tanto sin responsabilidad penal, han sido detenidos entre el sábado y este domingo por supuestos "abusos y agresión sexual" a una chica de 13, según fuentes de la Guardia Civil.

Otras fuentes próximas a la investigación apuntaron a que la menor sufre una deficiencia mental. Ninguno de los arrestados tiene más de 16 años. Tanto los detenidos como la víctima son de Isla Cristina, informó la Guardia Civil. Los hechos ocurrieron en la madrugada del viernes al sábado, alrededor de las 2.00 horas.

Isla Cristina, un pueblo pesquero de la costa occidental onubense, de unos 20.000 habitantes, estaba en fiestas, celebrando la Feria del Carmen.

La chica aceptó acompañar a uno de los menores desde el recinto ferial hasta un lugar próximo a la playa de Punta del Caimán, cercana a la zona donde los jóvenes se reúnen para hacer botellón. Allí se sumaron a ellos seis menores más. Según denunció la menor, entre los siete la violaron y abusaron de ella. La Guardia Civil investiga ahora el grado de participación de cada sospechoso. Fuentes del caso afirman que están detenidos "todos" los implicados.

La menor contó lo ocurrido en casa al día siguiente, sábado. Acudió, acompañada de su madre, al puesto de la Guardia Civil, donde alrededor de las 16.00 horas presentaron una denuncia. La menor fue trasladada al hospital Infanta Elena de Huelva, donde se le hizo un reconocimiento médico y se elaboró un informe que confirma la agresión sexual. El sábado se produjeron las primeras tres detenciones, una de ellas de un chico menor de 14 años, por tanto inimputable según la Ley del Menor.

Los otros dos fueron enviados a un centro de menores de Cádiz por orden del juez de guardia de Ayamonte. Este domingo fueron arrestados los otros cuatro supuestos autores, entre los que había otro chico de menos de 14 años. Dos detenidos prestaban declaración en los puestos de la Guardia Civil de Isla Cristina y Cartaya el domingo por la noche, y otro había terminado de hacerlo en Lepe. Los tres están a disposición de la Fiscalía de Menores.

Los hechos recuerdan casi punto por punto a los de Baena, conocidos el jueves pasado. Seis personas, cuatro de ellas menores –y uno de estos con menos de 14 años–, violaron supuestamente a una niña de 13 años. También usaron el reclamo de uno de ellos para sacarla de un lugar seguro, en este caso la piscina. E igualmente fue en un sitio más apartado, el patio común de unos bloques, donde llegó el resto de los chicos y se produjo la encerrona y la agresión sexual.

La segunda agresión de este tipo conocida en pocos días provocó reacciones entre el desconcierto y la alarma. El Defensor del Menor andaluz, José Chamizo, lanzó una advertencia contra la complacencia social ante estos hechos "deleznables", en los que se recurre "al tópico de los problemas familiares y educativos y la falta de valores". "No es suficiente", declaró. "Estos menores tienen uso de razón y deben responsabilizarse. Y urge un debate sobre los menores de 14. No pueden ir a casa sin más", añade. "No me corresponde decir si se ha de cambiar la Ley del Menor", afirma, pero "las medidas sociales" que se prevé para estos casos "muchas veces ni se cumplen".

"Es pronto para decir que están cambiando las cosas", afirma el psicólogo especialista en acoso escolar José María Avilés. La pedagoga de menores Nora Rodríguez asegura que la sociedad está registrando un "machismo creciente" desde hace cinco años, informa Vanessa Pi. "Toda la información para su iniciación en el sexo la sacan de Internet, en muchos casos de la pornografía", explica Rodríguez. Avilés también analiza que los chavales se sienten solos. "Les faltan guías. Los adultos debemos ayudarles", reflexiona.

La soledad de los adolescentes, cuyos padres trabajan de sol a sol, coinciden Rodríguez y Avilés, los lleva a refugiarse en el grupo. Y con los amigos es mucho más fácil desinhibirse y actuar siguiendo muchos de los patrones de la pornografía, según Rodríguez. "Tienen la idea del sexo fácil, rápido, aquí y ahora, y si la chica dice no, es que sí", concluye la pedagoga.

Por venganza. Un joven de 21 años decidió dar un escarmiento a su ex novia, menor de edad, después de que esta rompiera el noviazgo. El hombre colgó varios vídeos en Internet en los que mantenía relaciones sexuales con la niña, de 15 años. La Policía Nacional ya lo ha detenido como presunto autor de un delito relativo a la prostitución y corrupción de menores.

Las pesquisas arrancaron después de que la chica denunciase a su ex pareja. Explicó a los agentes que el joven grabó los actos sexuales en, al menos, dos ocasiones. Cuando la chica decidió poner fin a la relación sentimental, su ex novio la amenazó con distribuir las imágenes en la Red, como así hizo. Además, el joven envió al círculo de amigos y conocidos de la víctima un mensaje a través de una red social para que tuvieran acceso al vídeo.

La Policía registró la casa del sospechoso en Alcalá de Henares (Madrid) pero no encontró ningún material delictivo. Fue entonces cuando descubrieron que el arrestado había utilizado un cibercafé próximo a su domicilio, desde donde accedió a Internet. Los agentes localizaron las imágenes en la memoria de uno de los dos teléfonos móviles del detenido.