Público
Público

Uno de cada siete niños sufre maltrato físico y más de 19.000 están tutelados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El abandono de seis bebés en lo que va de año, dos murieron y cuatro lograron sobrevivir, es la cara más dramática de los malos tratos a los menores en España, donde uno de cada siete niños sufren agresiones físicas y al menos 19.000 permanecen bajo tutela de la administración.

En los últimos días, han sido encontrados dos recién nacidos abandonados en la basura, uno con vida en Alicante, y otro que tuvo peor suerte, en Granada, ya que fue hallado sin vida en un contenedor por un operario del servicio municipal de recogida de basuras.

El 2 de enero, se descubrió a un bebé con vida envuelto en una manta en la carretera de Ronda a Almería, y dos días después otro muerto, en Almendralejo (Badajoz), después de que su madre diera a luz sola.

En Humanes (Guadalajara), el 5 de enero se localizó otro bebé con vida en el patio de una vivienda y el 26 de ese mes las Monjas del convento de María Inmaculada, en Murcia, descubrieron un bebé.

Uno de cada siete niños sufre maltrato físico.

En España, uno de cada 7 niños sufre algún tipo de maltrato físico. Las alertas llegan, sobre todo, desde los hospitales, centros de salud, colegios y matronas, estas últimas detectan negligencias por parte de la madre, sobre todo si son muy jóvenes, como descuido en los controles que hay que hacer al neonato.

Según los datos facilitados a EFE por 13 comunidades autónomas, hay más de 19.000 niños bajo la tutela de la administración, gracias a que se ha podido conocer sus casos, ya que la mayoría de estas situaciones nunca llegan a notificarse y se producen "intramuros" del domicilio familiar.

"Lo que sabemos del maltrato, lo que vemos, es sólo la punta del iceberg, porque la mayoría de los casos, aunque se saben, no se notifican", explica a EFE el presidente de la Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil, Jesús García Pérez, que agrupa todas las organizaciones de lucha contra esta lacra.

¿Qué falla?. ¿Por qué nunca se conocerán?.

Según Jesús García, también pediatra del Hospital Niño Jesús de Madrid, "hay demasiados mitos que hay que vencer, como que el maltrato no puede darse en la familia, porque es donde hay amor, o que sólo maltratan los padres que lo han recibido en su infancia".

El maltrato a niños se produce precisamente en la familia, "ahí es donde está el maltratador, que pueden ser los padres, abuelos o primos" y lo importante es hacerlo visible.

El perfil del padre maltratador coincide con el de una persona con baja autoestima, en muchos casos con problemas de drogadicción, paro y a veces con antecedentes de maltrato.

Alertar, no alarmar.

Al igual que se ha hecho con los accidentes de tráfico o con los casos de violencia doméstica, el maltrato a menores necesita de una amonestación social.

"Hay que poner en marcha campañas de sensibilización sobre el maltrato, para que se hagan públicas estas agresiones, pero también hay que incidir en el tema de la educación y sobre todo estar con los niños", explica el especialista, quien se muestra partidario de educar "en el esfuerzo y no en la permisividad".

Junto a las conocidas formas de maltrato, el físico, el emocional (reiterados insultos), la negligencia o los abusos sexuales, surgen otros como el institucional y el que se genera "por las nuevas adiciones sociales". Entre ellos, se sitúa el que se crea cuando padres vegetarianos no contribuyen al desarrollo adecuado de su hijo, los grupos "antivacunas" o "antiescuela" o el que desemboca en los niños "del botellón cibernético".

Estos últimos son niños que están solos casi todo el día y que abusan de la cibernética, del ordenador y de los videojuegos, porque "tienen padres horizontales", que cuando se van de casa los niños están en la cama y que cuando vuelven también".

Cuando se sospecha, se notifica a las autoridades.

En muchas CCAA ya existen hojas de detección del maltrato que se rellenan en casos de sospecha y se remiten a las consejerías para su seguimiento.

Cataluña es la comunidad con un mayor número de niños tutelados, más de 7.300 de entre 0 a 17 años, de ellos, cerca de un 5% por presuntos abusos sexuales y el resto por abandono y otros tipos de maltrato.

En Madrid, hay 4.500 niños tutelados y en la Comunidad Valenciana 2.880.

El Gobierno de Canarias ha detectado casi 4.000 situaciones de riesgo y tutela a 1.500 menores. Según un estudio realizado en esta comunidad, el 73 por ciento de los casos de maltrato infantil son por negligencia, el 17 por ciento por maltrato emocional, el 7 por ciento por maltrato físico y el 3 por ciento por abuso sexual.

Muchas de las alertas de maltrato llegan en Andalucía a través de un teléfono gratuito de notificación de situaciones de maltrato infantil, que recibió el pasado año 1.721 llamadas, de ellas 634 eran denuncias de malos tratos a 967 menores. En esta comunidad, hay 1.162 niños tutelados.

En Castilla y León, se tramitaron 1.640 expedientes, de los cuales 957 acabaron con la tutela de los menores al tratarse de situaciones graves de desprotección.

El número de menores bajo protección de la Comunidad de Aragón, a 31 de diciembre de 2006, era de 971, y asumió la tutela de 368 niños por situaciones de desamparo. En Asturias, hay 645 expedientes abiertos por desprotección infantil y 145 niños tutelados por el Principado.

En Extremadura, la Junta asumió en 2007 la tutela de 127 menores, un año en el que se registraron 274 casos de maltrato a infantil, la mayoría por negligencias o de naturaleza emocional.

Otras comunidades que han facilitado los datos son: La Rioja, donde 60 menores son tutelados por esta región, que tramitó 88 expedientes; Cantabria, con 11 expedientes abiertos por abuso sexual, abandono y malos tratos, de los que asumió la tutela en 10 y Navarra, que asumió la tutela de 38 menores, frente a los 43 de 2006.

En 2007, Castilla-La Mancha asumió la tutela de 319 menores, que se encontraban en un situación de desprotección por distintos motivos (agresión sexual, abandono, negligencias...).