Público
Público

Siete procesados por ayudar a huir a los autores del 11-M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cinco marroquíes, un argelino, un tunecino han sido procesados por la Audiencia Nacional por ayudar a huir a seis de los autores de los atentados del 11-M.

Zohair Khadiri, Hammad Lahsini, Djilali Boussiri, Taha Seghrouchni, Nasreinne Ben Laidne Amri y Abdelaziz el Merabet están acusados del delito de integración en organización terrorista, según el auto del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia, que dirige Eloy Velasco.

Velasco también declara procesado a Abdelkrim Lebchina por un delito de colaboración con organización terrorista.

Los siete han sido citados para que se les tome declaración el 20 de noviembre, aunque dos de ellos, Lahsini y El Merabet, se encuentran en paradero desconocido. Khadiri es el único que se encuentra en prisión provisional, los demás están en libertad.

El delito de integración terrorista está penado con entre seis y 12 años, mientras que el de colaboración terrorista, con entre cinco y diez años.

organización en cuya cúspide se encuentra el número 2 de Bin Laden, Ayman al Zawahiri", según el auto.

Velasco señala que realizaron "numerosos envíos de dinero (...) que no se corresponde con la actividad laboral, si la tenían", sirvieron de intermediarios en las comunicaciones telefónicas con algunos de los fugados, les dieron refugio, aportaron documentación, en ocasiones falsa, y realizaron actuaciones en su nombre, como compras de billetes de avión, traslados, etc.

Además establece una fianza por eventual responsabilidad civil de 6.000 euros para cada uno.

Un total de 191 personas murieron y casi 2.000 resultaron heridas en los atentados contra cuatro trenes de Cercanías en diferentes puntos de Madrid el 11 de marzo de 2004 atribuidos a una célula islamista, por los que fueron condenados 21 personas.

Hay seis de los autores de la masacre que no han sido puestos a disposición judicial: Mohamed Afalah, Mohamed Belhadj, Daoud Ouhmane, Said Berraj, Abdelilah Hriz y Otman el Mouib están considerados directamente implicados en la colocación de los artefactos explosivos de aquel día o en los del 3 de abril de 2004, cuando siete de los presuntos autores se inmolaron en un piso en la localidad madrileña de Leganés.

Según informaciones policiales citadas por el juez, El Mouib, Afalah y Ohumane probablemente hayan muerto en atentados suicidas en Irak, mientras que Hriz está condenado en Marruecos, Belhadj está siendo juzgado en este país y Said Berraj está en paradero desconocido.