Público
Público

Sigue el encierro de unos doscientos estudiantes en el campus de Ciutadella de la UPF en Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unos doscientos estudiantes continúan encerrados en el campus de la Ciutadella de la Universidad Pompeu Fabre (UPF) de Barcelona, según han confirmado a Efe un portavoz, quien ha señalado que la intención es continuar con esta acción de protesta.

Según ha explicado, al centenar de jóvenes que inicialmente ocuparon la planta baja del edificio se han sumado más personas a lo largo de la noche, hasta alcanzar unas doscientas personas, que pese a las advertencias del rectorado de que serían desalojados por los Mossos d'Esquadra, han pasado la noche en el recinto.

Los jóvenes, que tienen previsto celebrar una asamblea esta tarde, están repartidos entre los pasillos, el patio interior y la biblioteca, que aunque en un principio se dijo que se cerraría, ha permanecido abierta.

El encierro se inició ayer por la mañana cuando la cabecera de una manifestación de unos 6.000 estudiantes en contra del denominado Plan Bolonia llegó al campus de la UPF, situado en la calle Ramon Trias Fargas, junto al Zoo de la ciudad.

Varios centenares de jóvenes entraron en el recinto, donde se leyó un manifiesto contrario a la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), y casi todos, menos un centenar de ellos lo abandonaron poco después.

Los estudiantes quieren permanecer encerrados en el recinto, al menos, hasta el próximo lunes para efectuar durante estos días un encuentro de asambleas de facultad, profesores, personal administrativo, institutos y movimientos sociales, y debatir sobre el futuro de la universidad y la estrategia a seguir en la lucha contra el Plan Bolonia.

Los "antiBolonia" ya intentaron hace un mes encerrarse en el campus de la Comunicación de la UPF, en el distrito de Poblenou, y en aquella ocasión el rector solicitó la presencia de los Mossos d'Esquadra para que fueran desalojados.

Coincidiendo con la manifestación de ayer y este nuevo encierro de estudiantes, los rectores de las universidad públicas catalanas han asegurado que, en el ejercicio de su responsabilidad, actuarán para garantizar la normalidad académica y preservar la integridad de los espacios públicos de las universidades.

A través de un comunicado de la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP), los rectores reiteran su "ineludible compromiso con una universidad pública de calidad" y aseguran compartir "la concepción de la universidad como un lugar donde caben todas las ideas que se expresen respetando los derechos de todo el mundo".

Por este motivo, han asegurado que actuarán para "garantizar la normalidad académica y el buen funcionamiento del servicio público universitario" y señalan que se cuidarán de "preservar la integridad de los espacios públicos de las universidades y los usos que les son propios".