Público
Público

Sigue estable la situación en la balsa de residuos tóxicos en Hungría

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El dañado muro de una balsa de contención de lodos tóxicos en Hungría se mantiene de momento estable, después de que el sábado las autoridades ordenaran la evacuación de la aldea de Kolontár, ante el riesgo de un nuevo vertido como el que el lunes acabó con la vida de siete personas.

La portavoz de Protección Civil en la zona, Gyorgyi Tottos, explicó hoy a Efe que "la situación está mejor" ya que el muro de la balsa sigue aguantando y las grietas detectadas no se han ensanchado.

Tibor Dobson, responsable del dispositivo de emergencia, confirmó que las fisuras no han crecido más.

El crecimiento de dichas fisuras, en siete centímetros entre el jueves y el viernes por la noche, fue lo que decidió a las autoridades a evacuar ayer por la mañana Kolontár, el punto donde la riada tóxica del lunes impactó con más violencia.

Devecser, otra aldea cercana a la balsa de acumulación de residuos, no fue evacuada pero se pidió a sus habitantes que estuvieran preparados para desalojar en caso de urgencia.

Las autoridades han convocado hoy a la prensa para acudir de nuevo a Kolontár, después de que ayer se bloquearan todos los accesos al pueblo.

Ya anoche, expertos mencionados por la agencia húngara MTI dijeron que el hecho de que las fisuras estuviesen aumentando de tamaño a menor velocidad permite confiar en que la pared aguante y evite el derrame.

El vertido del lunes en la balsa de la empresa metalúrgica MAL arrojó un millón de metros cúbicos de barro tóxico que ha inundado 40 kilómetros cuadrados de suelo e incluso llegó a amenazar con contaminar el río Danubio.