Público
Público

Siguen activos dos incendios en la Serranía de Cuenca y otros dos se han controlado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los incendios forestales que se iniciaron en la tarde de ayer en Poyatos y en Uña, en la Serranía de Cuenca, continúan activos, mientras que han sido controlados los que se habían registrado en Buenache de la Sierra y en Cañete y se han extinguido los que había en Ciudad Real y Toledo.

Según ha explicado a EFE el servicio de información de incendios forestales de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural, los equipos que han estado trabajando en las labores de extinción han controlado a lo largo de la noche los incendios que se habían producido en Buenache de la Sierra y en Cañete.

El incendio de Buenache de la Sierra, que obligó a desalojar a 59 niños que se encontraban en el albergue de La Fuente de las Tablas, propiedad de la Diputación Provincial de Cuenca, se inició por causas que se desconocen.

A su vez, el de Cañete tuvo su origen en la caída de un rayo, según explicó ayer el consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, José Luis Martínez Guijarro.

También fue provocado probablemente por un rayo el incendio de Uña, que sigue activo junto con el de Poyatos, el más grave de todos porque afecta a una zona de gran valor ecológico y paisajístico que Martínez Guijarro definió como "el corazón de la Serranía".

Este incendio, que se inició hacia las 14,25 horas de la tarde, fue provocado según todos los indicios, ya que prendieron una decena de focos diferentes a lo largo de la carretera que discurre entre Poyatos, Tejadillos y después se bifurca en dos direcciones que van hacia el Alto de la Vega del Codorno y hacia Las Majadas, respectivamente.

El incendio obligó a desalojar a 120 niñas que se encontraban en un campamento de Acción Católica situado en el paraje de Tejadillos, dentro del término municipal de Poyatos y a 128 scouts de Sevilla que estaban en otro campamento en la localidad de Vega del Codorno.

Los scouts y las niñas del campamento de Acción Católica han pasado la noche en las residencias universitarias que hay en Cuenca, a donde fueron trasladados tras declararse los incendios, al igual que los niños del albergue de La Fuente de las Tablas.

Los cuatro incendios declarados en la Serranía obligaron al Gobierno regional a declarar el nivel 2 del plan de lucha contra los incendios, a movilizar a todos los efectivos del dispositivo contra incendios y a pedir la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

A su vez, se han extinguido los incendios que se declararon en La Peraleja (Cuenca), los que tuvieron lugar en Valdepeñas, en Calzada de Calatrava, en Valdepeñas y en Poblete, en la provincia de Ciudad Real y el que tuvo lugar en Cediyo del Condado (Toledo).