Público
Público

Siguen las protestas de los "indignados" en Washington contra las corporaciones financieras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Centenares de indignados prosiguieron hoy sus manifestaciones en la capital de EEUU con marchas, sentadas y discursos ante sedes de empresas, organismos gubernamentales y monumentos cargados de simbolismo como el de Martin Luther King.

"Queremos una democracia real, participativa. No un sistema en el que se habla de democracia solo para conseguir el voto. La democracia pertenece al pueblo", afirmó Tarak Kauff, uno de los organizadores del movimiento "Occupy Washington D.C" (Ocupar Washington D.C).

Tras una marcha hacia el memorial en homenaje a Martin Luther King en Washington, Kauff explicó a Efe que el movimiento surge de la "ola originada en la primavera árabe".

"Lo importante es que la gente, la sociedad civil, se una para mostrar su enfado ante los políticos cautivos de las corporaciones", agregó al subrayar el ejemplo del reverendo Martin Luther King.

Durante la jornada, los manifestantes se trasladaron ante la sede en la capital estadounidense de la empresa de energía nuclear "General Atomics" para exigir "empleos verdes y no contaminantes".

Posteriormente, los "indignados" expresaron su oposición a la construcción de un oleoducto de la empresa TransCanada, diseñado para el transporte de crudo pesado entre EEUU y Canadá, y pendiente de aprobación por parte del Gobierno estadounidense, pero ya en la recta final del proceso.

Pese a los múltiples puntos de vista y la heterogeneidad política de los participantes, los "indignados" expresaron su satisfacción por el espíritu de "camaradería" desarrollado.

El centro de la protestas en Washington, surgidas como réplica de las originadas en Nueva York contra los excesos financieros de Wall Street, se ha instalado en la "Freedom Plaza" (Plaza de la Libertad), a apenas dos manzanas de la Casa Blanca, donde han puesto tiendas de campaña y varias carpas de comida.

David Welsh, empleado del Servicio Postal de EEUU en San Francisco (California) que se manifiesta en la plaza contra los recortes de los servicios públicos, destacó "la capacidad de generar unidad dentro de los múltiples puntos de vista" por parte de los "indignados".

Las manifestaciones han ido ganando en relevancia en EEUU, y en los últimos días se han reproducido marchas similares en otras ciudades como Boston, Los Ángeles, San Francisco o Chicago.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, aseguró hoy que "comprendemos la frustración de la gente sobre la situación económica" al ser preguntado por la propagación del movimiento a diferentes ciudades del país.

Por su parte, el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes calificó a los manifestantes de "creciente turba" que buscan enfrentar "estadounidenses contra estadounidense".

Durante el día, y en asamblea popular, el movimiento de "indignados" decide la agenda de la jornada, las intervenciones y los temas a tratar.

"No tenemos un portavoz y nunca lo vamos a tener. Solo los partidos y las organizaciones políticas tienen portavoz, nosotros somos el movimiento del pueblo", afirman en la página web del movimiento Occupy DC.

La oposición a las guerras de Irak y Afganistán, la exigencia de aumentar los impuestos a los más ricos, la protección del medio ambiente o la crítica a los recortes en gasto social son los reclamos más extendidos entre los simpatizantes del movimiento que planea prolongarse durante el fin de semana.

Kauff aseguró que los manifestantes tienen permiso para permanecer en la Freedom Plaza hasta el domingo, pero su intención es quedarse más tiempo hasta que la gente tome conciencia de la importancia de "detener la máquina y crear un nuevo mundo más sostenible".