Público
Público

El silencio editorial de Fidel Castro inquieta a los cubanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Esteban Israel

El convaleciente líder cubano Fidel Castro lleva un mes sin publicar sus columnas de opinión, consideradas por muchos un termómetro sobre su estado de salud, y su silencio editorial está inquietando a la población.

Castro, de 82 años, publicó su última "reflexión" el pasado 15 de diciembre.

Desde entonces, sólo ha aparecido en la prensa oficial una breve felicitación por el 50 aniversario en enero de la revolución que lo llevó al poder y en cuyas celebraciones fue el gran ausente.

Castro no aparece en público desde que cayó enfermo en julio de 2006 y transfirió el poder a su hermano menor Raúl. Su principal aliado, el presidente venezolano Hugo Chávez, sugirió el fin de semana pasado que los cubanos no volverán a verlo.

"Sabemos que ya el Fidel aquel que recorría calles y pueblos de madrugada, con su estampa de guerrero, con su uniforme y abrazando a la gente, no volverá. Quedará en el recuerdo", dijo el domingo en su programa de televisión "¡Aló Presidente!".

"Fidel va a vivir, como está vivo y vivirá siempre más allá de la vida física y debe vivir, él lo sabe, años. Te necesitamos todavía", agregó.

Pero los comentarios de Chávez no fueron reproducidos por la prensa estatal cubana y sólo llegaron a oídos de aquellos con acceso a Internet o televisión por cable ilegal.

Es la falta de "reflexiones" lo que inquieta a los cubanos.

"Hace ya tiempo que no escribe. Puede haber empeorado", dijo Yadira, una empleada pública de 32 años.

Granma, el diario del gobernante Partido Comunista, ha empezado a publicar discursos antiguos de Castro. El miércoles, por ejemplo, divulgó uno de enero de 1959, donde el Comandante advierte sobre el riesgo de una invasión de Estados Unidos.

Castro recibió a fines del año pasado al presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, al chino, Hu Jintao, y también al ruso, Dmitry Medvedev.

No hay indicios, sin embargo, de que se haya reunido con el presidente panameño, Martín Torrijos, o con el ecuatoriano, Rafael Correa, quienes visitaron Cuba en las últimas semanas.

En la última fotografía de Castro, tomada el 18 de noviembre durante su reunión con Hu, aparecía de pie y estrechando la mano de su invitado.

La salud de Castro es un secreto de Estado en Cuba. Él mismo dijo que sufrió una hemorragia intestinal que lo puso al borde de la muerte, pero dos años y medio después no se sabe ni siquiera dónde está.

Las más de 180 columnas de opinión escritas desde marzo de 2007 se toman como un indicador de su actividad.

"Yo creo que su menor visibilidad indica un deterioro de su salud", dijo Dan Erikson, un experto en Cuba del Inter-American Dialogue en Washington.

"Que desaparezca durante un par de meses no significa que en el futuro no aparezca saludando de pie a algún dignatario extranjero", añadió.