Público
Público

Símbolos para la paz

Rufi Etxeberria llevó corbata como Gerry Adams en la firma de la paz de Irlanda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si los símbolos quieren decir algo, ayer, 17 de octubre de 2011, podría pasar a la historia de Euskadi como el día en que la paz llegó a Euskadi. Todo estaba preparado para que así fuera. Incluso el escenario elegido era perfecto: la Casa de la Paz, cuyas puertas se abren de par en par en el Palacio de Aiete, la antigua residencia que el dictador Francisco Franco ocupaba en sus vacaciones de verano.

El primero en llegar fue el alcalde de la capital donostiarra, Juan Karlos Izagirre, de Bildu, y antes de subir las escalinatas de la puerta principal, lanzó un mensaje al aire cargado también de simbolismo. 'Hoy Donostia es la ciudad de la paz', dijo, con un gesto indisimulado de satisfacción.

Fue el primero, pero hubo más, más protagonizados por representantes de la izquierda abertzale. Por orden temporal, el siguiente gesto fue del diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano. Llegó sonriendo y vestido con un traje impecable y corbata para sorpresa de los numerosos medios de comunicación que aguardaban a la puerta: 70 medios con más de 200 profesionales desplazados, el 15% de ellos desde el extranjero. Cuando Rufi Etxeberria se presentó poco después vestido también con corbata, a una periodista se le escapó: 'Esto es la prueba de que la paz no tiene vuelta atrás. Recuerdan a Gerry Adams y [Martin] McGuinness cuando fueron a firmar la paz en Irlanda del Norte'.

Los socialistas vascos también jugaron con la simbología. Nadie dudaba de la asistencia de su presidente, Jesús Eguiguren, el dirigente del PSE más certero y clarividente en el diagnóstico de la evolución de los acontecimientos los últimos dos años.

La sorpresa la protagonizó Carlos Totorika, el alcalde de Ermua que cobró una gran presencia en los medios tras el asesinato en su municipio del edil del PP Miguel Ángel Blanco, en 1997. Totorika estuvo en la primera línea bajo el mandato del anterior líder del PSE, Nicolás Redondo, pero su presencia se difuminó cuando aquella alianza con Mayor Oreja se hundió en las urnas. 'Totorika es miembro de la Ejecutiva y ayer se decidió que él también viniera con Eguiguren. Es por simbología'.