Público
Público

Simoncelli desbanca a Aoyama en su última vuelta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El italiano Marco Simoncelli (Gilera) desbancó al japonés Hiroshi Aoyama (Honda) en la última vuelta de los entrenamientos oficiales para el Gran Premio de la República Checa de 250 c.c. que se disputará mañana en el circuito de Brno y en el que Héctor Barberá (Aprilia) y Álex Debón (Aprilia) saldrán desde la primera línea de salida.

El final de los entrenamientos resultó verdaderamente excitante, puesto que se produjo una intensa lucha incluso desde los boxes para ver que pilotos saltaban a la pista y así poderse beneficiar de los rebufos, estratagema muy importante en un trazado tan largo y técnico como es Brno y en donde la larga subida que antecede a la recta de meta juega una baza muy importante para los pilotos.

Así, mientras Héctor Barberá, que durante buena parte de los entrenamientos fue el más rápido de la categoría, se dedicó a evitar que se colocara tras su moto ningún otro piloto, no pudo evitar que en los minutos finales lo hiciese Hiroshi Aoyama y se vio obligado a tirar para intentar conseguir el mejor tiempo de entrenamientos.

Barberá tiró con fuerza pero tras su estela se colocó Aoyama, que marcó mejores parciales que el valenciano en cada uno de ellos y acabó consiguiendo el mejor tiempo de entrenamientos, pero sobre la pista todavía se encontraban algunos pilotos y, entre ellos, el italiano Marco Simoncelli.

El campeón del mundo en título, que había sido el más rápido al principio de la tanda de pruebas oficiales, realizó dos primeros parciales muy rápidos, más de cuatro décimas de segundo por debajo del tiempo de Aoyama, pero en el tercer parcial se encontró con Álex Debón, que luchaba por mantener su posición en la primera línea de la formación de salida.

Todo parecía indicar que Debón molestaría a Simoncelli en sus aspiraciones, pero no fue así y al atravesar la línea de meta ambos contendientes lograron su objetivo. El italiano se hizo con el mejor tiempo de la carrera de 250 c.c. y el español se mantuvo en la primera línea, por detrás de Héctor Barberá.

En el caso de Álvaro Bautista su actuación fue algo más discreta, ya que dio la impresión en todo momento de no encontrarse demasiado cómodo sobre su moto y los tiempos nunca le salieron con facilidad, lo que a la postre le obligó a forzar y se acabo produciendo el error de pilotaje.

Con algo menos de cuatro minutos de entrenamientos efectivo Bautista regresó a la pista con los dos neumáticos de su Aprilia completamente nuevos y, por tanto, fríos, y aunque el de Talavera de la Reina tardó en "tirar" para hacer su tiempo, los compuestos de sus ruedas no estaban todavía en la temperatura ideal de trabajo y acabó perdiendo adherencia en el tren delantero de su Aprilia.

Sin daños físicos lo que si se produjo es la retirada anticipada de Álvaro Bautista, quien como mal menor pudo mantener la segunda línea de la formación de salida con el octavo mejor tiempo.

Héctor Faubel hizo lo que pudo con su Honda, sensiblemente más lenta que las motos de sus rivales y que la del japonés Hiroshi Aoyama para firmar el undécimo mejor tiempo, con Axel Pons (Aprilia) decimonoveno y el madrileño Aitor Rodríguez (Aprilia) en la vigésimo cuarta plaza.