Público
Público

Sinde: "Estamos acabando con un estado de excepción histórico"

La ministra ha entregado algunos documentos a la Generalitat que se encontraban en el Archivo de Salamanca. Se incluyen documentos incautados durante la Guerra Civil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ángeles González-Sinde ha aseverado hoy que con la entrega de nuevos documentos que estaban depositados en Salamanca al Archivo Nacional de Catalunya se está 'culminando un acto de justicia' y 'acabando con un estado de excepción histórico'.

Acompañada por el conseller de Cultura, Ferran Mascarell, la ministra ha formalizado hoy en el Archivo Nacional de Catalunya la entrega de una partida que llegó el jueves por la noche a Sant Cugat.

La ministra de Cultura ha dicho sentirse orgullosa de pertenecer a un Gobierno que ha hecho posible 'este viaje de vuelta' y, en referencia a los ejecutivos encabezados por José María Aznar, ha indicado que 'otros pudieron hacerlo antes y no lo hicieron'.

'Se trata -ha dicho- de archivos perfectamente registrados. No vuelven a Cataluña por ninguna arbitrariedad, sino porque son de Catalunya'.

'No vuelven a Catalunya por ninguna arbitrariedad, sino porque son de Catalunya'

La ministra de Defensa, Carme Chacón, que también ha querido estar presente en el acto, ha ido más allá y ha mantenido que hoy 'sería un buen día para que el PP pidiera disculpas a Catalunya' porque 'ha impedido que días de dignidad y justicia históricas como el de hoy se pudieran vivir antes'.

Son 365 cajas, que incluyen documentación incautada entre 1938 y 1939 a sindicatos, partidos políticos y particulares, como el dirigente de la Liga Regionalista Francesc Cambó, la anarquista Federica Montseny o el ministro Lluis Nicolau d'Olwer.

Alguno de los documentos devueltos pertenecen a Montseny o Cambó

Los últimos documentos recibidos incluyen unas 350.000 imágenes y unas 219.500 piezas escritas (expedientes o documentos con una o más páginas escritas), que ahora se analizarán y ordenarán para garantizar su buena conservación.

Algunos de estos fondos pertenecen a entidades como la Asociación de Amigos de la Unión Soviética de Catalunya o la Sociedad Naturista de Barcelona; a particulares como Joan Lluhí Vallescà, Josep Pàmies Bertran o Eusebi Carbó y a sindicatos y partidos como la UGT, la CNT, ERC, POUM, PSUC y Estat Català.

Respecto a los legajos que todavía están depositados en Salamanca, tanto la ministra de Cultura como el conseller han indicado que en septiembre se celebrará una reunión de la comisión mixta para ver exactamente lo que se tiene que devolver a Catalunya.

Lo que queda por retornar, según el departamento de Cultura, son 660 cajas-archivadores, con documentación del denominado archivo de Vinaroz, de la agrupación de la Sección Especial, denominada Masonería A y B y Centro Israelita.

Antes de iniciarse el acto, una cincuentena de personas de la Comisión de la Dignidad, se han manifestado a las puertas del Archivo Nacional para pedir que antes de finalizar el año vuelvan a Catalunya todos los documentos incautados durante la guerra civil.