Público
Público

Los sindicalistas tratan de reventar un acto del alcalde al grito "Gallardón privatizador"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al grito de "Gallardón privatizador" casi un centenar de representantes de los trabajadores municipales de CCOO y UGT han intentado reventar hoy un acto del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que se ha comprometido a reunirse con ellos a cambio de que le dejasen continuar la presentación de Madrid 16.

Los protestantes han irrumpido alrededor de las once de la mañana en un polideportivo de Arganzuela donde el alcalde, junto con el vicealcalde, Manuel Cobo, y la delegada de Madrid'16, Mercedes Coghen, iba a iniciar la presentación de la candidatura olímpica ante un grupo de escolares.

Desde la grada del polideportivo, situado en la calle Canarias, los representantes de los trabajadores, algunos de los cuales iban disfrazados de ratones, han gritado "No a las privatizaciones de los polideportivos municipales".

Desde abajo, el vicealcalde ha tomado un micrófono y se ha comprometido con ellos a que si dejaban que el acto transcurriese con normalidad, él y el alcalde se reunirían con ellos al finalizar.

Los manifestantes han guardado silencio durante los cuarenta minutos que ha durado la intervención de los responsables municipales, pero nada más apagarse los micrófonos han reanudado su grito de "Gallardón privatizador" y "Estos canapés los pagamos todos" -por el ágape que comenzaba a servirse-.

El alcalde se ha reunido con ellos durante unos diez minutos y, según ha explicado posteriormente, ha quedado emplazado a volver a reunirlos en quince días para "cruzar documentación y seguir hablando de sus reivindicaciones".

"Les he agradecido que hayan interrumpido su protesta", ha dicho Ruiz-Gallardón, quien ha señalado que ha "tranquilizado" a los trabajadores asegurándoles que no va a haber ningún despido.

El alcalde ha reconocido, no obstante, que los sindicalistas y él parten de "una distancia y una diferencia" en los que se refiere a la forma de ver la gestión de los servicios públicos, si bien ha indicado que "esa distancia no tiene que suponer ausencia de diálogo".

Fernando Recio, representante de CCOO, ha afirmado, por su parte, que es "lamentable" que a Ruiz-Gallardón "haya que arrancarle su voluntad negociadora con actos como este", que pretenden evitar "que los ciudadanos paguen el pato de su política privatizadora".

Recio ha dicho que los trabajadores municipales exigen la gestión pública y directa de los servicios municipales y, concretamente hoy, de los polideportivos, ya que dejar la gestión en manos privadas supone una rebaja en la calidad del servicio y precariedad laboral para los trabajadores.