Público
Público

El Sindicato de actores de Hollywood despide a un negociador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los moderados que luchan por controlar el dividido Sindicato de Actores de Cine y Televisión despidieron el lunes a un duro negociador de contratos del gremio, al que acusan de un estancamiento de meses en la negociación con los principales estudios de Hollywood.

Doug Allen, contratado en 2006 por el SAG (siglas en inglés del sindicato) tras dos décadas como alto ejecutivo del sindicato de los jugadores de la Liga Nacional de Fútbol Americano, dijo en un correo electrónico difundido después en Internet que el comité directivo del SAG le había despedido.

De esta manera, Allen abandona el sindicato en el que era tanto director ejecutivo como jefe de su equipo de negociaciones contractuales.

"Estoy decepcionado por la decisión del comité", escribió Allen, ex compañero de O.J. Simpson en el equipo Buffalo Bills. "Deseo que el Sindicato de Actores de Cine y Televisión y sus miembros tengan éxito, y me siento honrado por haber trabajado para ellos", agregó.

La salida de Allen, vista como una maniobra para apurar los tratos y llegar a un acuerdo contractual con los actores sin una amenaza de huelga, se formalizó a través de un "consentimiento escrito", un procedimiento poco usado que habilita a la mayoría de los directores nacionales del SAG a actuar fuera del comité directivo.

La orden llega dos semanas después de que la sección moderada del sindicato, conocida como "Unite For Strength", viera frustrados sus planes de despedir a Allen y al resto de su equipo negociador tras una polémica reunión de dos días.

Los moderados acusan a los aliados de Allen en el alto mando del comité nacional del SAG y al presidente del sindicato, Alan Rosenberg, de incurrir en "interminables juegos parlamentarios y conductas inapropiadas" para evitar un cambio en la votación durante las sesiones del 12 y 13 de enero.

La elección tenía como fin expulsar a todos los miembros del grupo negociador.

"Esta obstrucción sin precedentes ha paralizado al gremio", señalaron los moderados en una carta dirigida a los miembros del SAG.

El resto del panel negociador se disolverá y será reemplazado por un grupo de oposición más "pequeño", que probablemente escogerá la junta directiva y que buscará terminar con las conversaciones contractuales.

Los 120.000 miembros del SAG han estado sin contrato de televisión y cine desde que su acuerdo anterior expiró el 30 de junio, después de que las negociaciones fracasaran y los estudios presentaran su oferta "final" en un nuevo trato.

Ambas partes siguen firmes en sus posturas sobre como se debe pagar a los actores por su trabajo en Internet, lo que se considera como la mayor vía de distribución de entretenimiento visual en el futuro.