Público
Público

El Sindicato de Enfermeras denuncia al director del Gregorio Marañón por injurias

Por un presunto delito de injuria. Los trabajadores del hospital se concentran para pedir su dimisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha presentado este viernes una denuncia ante el Fiscal General del Estado contra el gerente del Gregorio Marañón, Antonio Barba, por las acusaciones vertidas contra la enfermera presuntamente implicada en la muerte de Rayan, sin que se hubiera producido una investigación previa.

Según SATSE, Barba ha vulnerado la presunción de inocencia al calificar el hecho de 'negligencia profesional gravísima, sin duda, ni excusa'.

A juicio del sindicato, realizar acusaciones tan graves sin que se hubiera producido una investigación puede ser constitutivo de un presunto delito de injuria.

Solicita al Fiscal General del Estado que dicte las órdenes e instrucciones oportunas para depurar cualquier eventual responsabilidad penal en que haya podido incurrir el gerente.

Asimismo señala que las afirmaciones ya realizadas por Barba contra una enfermera, la han mostrado ante la opinión pública como la única responsable de una muerte, por lo que el juicio social a su profesionalidad ya está hecho.

Los trabajadores del Hospital Gregorio Marañón celebrarán este viernes, a partir de las 12,30 horas, una concentración ante el centro para mostrar su solidaridad con la familia del bebé Rayán, su apoyo explícito a los profesionales de la UCI de Neonatología, así como para exigir una rectificación pública de las declaraciones del gerente del hospital, Antonio Barba, y 'su dimisión'.

En un comunicado emitido por el Comité de Empresa, los sindicatos apuntan que el incidente de Rayán se enmarca dentro de una 'mala organización y planificación', donde diariamente los profesionales del centro sufren la presión asistencial continua, la insuficiencia de la plantilla y movilizaciones forzosas arbitrarias de de la plantilla.

Ayer, el Consejo General de Enfermería tachó de 'inmorales e indecentes' las palabras del director gerente del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, que el lunes, apenas una hora después de que el bebé Rayan muriera, explicó a los medios de comunicación que la muerte se debió a un 'terrorífico error profesional'.

'Sólo se puede decir eso tras una investigación, cuando lo asegure de forma categórica un juez', criticó ayer también el presidente de los colegios de Enfermería, Máximo González Jurado. Por esta razón, el Consejo General estudia emprender acciones legales contra el directivo del hospital. 

Rayan, el bebe de Dalilah, la primera fallecida en España por gripe A, falleció el pasado fin de semana por una negligencia en el hospital.

El domingo por la noche, contó Barba, una enfermera 'confundió la vía de administración de una fórmula láctea específica para niños prematuros' y se la introdujo a Rayan 'en vena, cuando debía ir por la vía nasogástrica'. Durante toda la noche, los médicos intentaron, sin éxito, limpiarle la sangre.