Público
Público

Los sindicatos acusana la patronal de mala fe

Piden al Gobierno que les consulte antes de tomar decisiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'El trabajador y el empresario se someterán en sus prestaciones recíprocas a las exigencias de la buena fe'. El Estatuto de los Trabajadores marca así el principio que debe regir en las relaciones laborales y que, según los sindicatos, la patronal ha roto tanto en el proceso de Diálogo Social (a tres bandas) como en la negociación colectiva.

Los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y CCOO, Ignacio Fernández Toxo, denunciaron ayer la posición 'irresponsable' de la patronal que ha desembocado en la ruptura del Diálogo Social. 'No se pueden cambiar permanentemente las reglas del juego ni los perímetros de la negociación, y menos a conveniencia de una de las partes', matizaron.

'Han diseñado unos objetivos destinados a fracasar', lo que, dicen, 'ha jugado con las expectativas de millones de personas' con tácticas de negociación propias de 'un lobby'.

Los sindicalistas reconocieron que el regreso a la negociación es 'inviable', pese a la petición de la patronal de negociar sin límites. En su opinión, los empresarios están tratando de ocultar el origen financiero de la crisis culpando al mercado laboral de los problemas actuales. 'Eso no es lo que firmaron en el acuerdo del pasado 29 de julio de 2008', recordó Méndez. 'En ese momento asumieron que la raíz de la crisis era financiera y ahora intentan mostrar que es laboral'.

Además, los sindicatos dicen sentirse coaccionados por la afirmación del presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, de que si no se cumplen sus peticiones el paro 'subirá'. Frente a la premisa lanzada por la patronal 'los sindicatos no contratan, son los empresarios', los sindicatos recordaron que son los empresarios 'los que despiden'.

Méndez apuntó que el principal problema de las empresas es la falta de liquidez y que la gran banca forma parte de la patronal española. Precisamente ayer el consejero delegado del Santader, Alfredo Sáez, aseguró respecto a la negociación social que 'en el acuerdo, estamos asistiendo a un momento de impasse (sic) que se da en todas las negociaciones' y restó importancia a la aparente ruptura de la negociación, informa V. Zafra.

En cuanto a las críticas vertidas por los empresarios sobre que el Gobierno ha sido 'forofo' de una de las dos partes, los sindicatos puntualizaron que el papel del Gobierno no es 'el de moderador' sino 'una parte más interesada en la negociación'. Con todo, los asuntos abordados en la discusión sobre el cambio de modelo productivo 'tienen plena vigencia' y pidieron al Gobierno que a partir de ahora 'tome decisiones'. 'Los agentes sociales no tienen derecho de veto', recordó Toxo, pese a lo cual, le pidieron que les consultara antes de decidir la duración del programa para parados sin prestación.

La principal preocupación de los sindicatos ahora es negociar los convenios de empresa ya que alrededor de 1.865 acuerdos han caducado. Los sindicatos aseguran que los empresarios han 'bloqueado' las negociaciones y anunciaron una campaña en las empresas en septiembre para informar a los trabajadores. Entonces, según Toxo, se medirá 'la correlación de fuerzas en las empresas'.