Público
Público

Los sindicatos amenazan con más movilizaciones

Aprobarán un documento con exigencias y propuestas concretas al Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los sindicatos lanzaron ayer un nuevo aviso a navegantes: habrá más movilizaciones si el Gobierno no retira la reforma laboral y rectifica en sus políticas de ajuste. UGT y CCOO tuvieron ayer sendas reuniones para valorar la situación tras la huelga general y analizar la estrategia a seguir. Las centrales aprobarán este mes un documento en el que recogerán exigencias concretas al Gobierno y plantearán alternativas.

El objetivos de los sindicatos con este anuncio es presionar al Ejecutivo. No quieren que el Gobierno haga borrón y cuenta nueva después de la huelga general, especialmente cuando en pocos días se relevará al ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que se incorpora a la lista electoral del PSC en Catalunya. El propio secretario de acción sindical de UGT, Toni Ferrer, dijo ayer que la solución 'no consiste solamente en esperar la llegada de un nuevo ministro'.

UGT reunió ayer a su consejo confederal, y CCOO lo hará el próximo 19 de octubre. A la espera de esa reunión, los sindicatos se sentarán juntos en las próximas semanas para elaborar el documento con sus exigencias y propuestas. 'El Gobierno solamente mira con el ojo de la derecha, pero hay otras vías como aumentar los ingresos y cuestionar los plazos de reducción del déficit al 3% en 2013', señaló Ferrer, que explicó que el documento incluirá propuestas en materia fiscal, de empleo, formación o protección social.

Será también en esa reunión cuando comiencen a perfilarse las movilizaciones que se llevarán a cabo en caso de que no haya rectificación. En la anterior huelga general, el 20 de junio de 2002, los sindicatos convocaron nuevas movilizaciones en octubre, más de tres meses después.

El secretario de comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, admitió ayer que el conflicto con el Gobierno 'sigue abierto' y dijo que a partir de ahora reflexionarán sobre las líneas 'que coloquen al movimiento sindical a la ofensiva'.

Los sindicatos avisan también de que la oferta del Gobierno para sentarse a dialogar sobre el desarrollo reglamentario de la reforma laboral no es en absoluto suficiente. 'Los reglamentos no pueden cambiar las leyes', sentenció ayer Ferrer. Y dejan claro que la legislación actual obliga al Gobierno a abrir un proceso del consultas a la hora de desarrollar el reglamento. 'Que no se pretenda presentar como un proceso de negociación lo que es una mera consulta', subrayó el responsable de UGT.