Público
Público

Los sindicatos apuestan por un apoyo masivo al 29-S

CCOO y UGT presentaron ayer la convocatoria de huelga en el SIMA 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La huelga general del 29 de septiembre comienza a adquirir forma. Ayer, los secretarios de Organización de CCOO y de UGT, Antonio del Campo y José Javier Cubillo, respectivamente, dieron el primer paso administrativo, al presentar la convocatoria de la misma en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA).

'Este trámite se constituye como un acto previo de mediación para tratar de llegar a un acuerdo que evite el conflicto laboral', explicó Antonio del Campo en la sede del SIMA. 'De manera que si en el tiempo estipulado, 72 horas, no se modifica la reforma laboral, registraremos legalmente la convocatoria de huelga en el Ministerio de Trabajo el 7 de septiembre'.

Sin embargo, ni CCOO ni UGT creen posible un acuerdo de última hora por el que el Ejecutivo modifique la reforma laboral. 'No esperamos un cambio de actitud por parte del Gobierno, pero este periodo de mediación se presenta como una oportunidad para intentar llegar a un acuerdo', explicaron.

Los sindicatos esperan que el seguimiento de la huelga sea 'indudablemente masivo', tal y como explicó el secretario general de CCOO en Madrid, Javier López, en una asamblea regional de delegados sindicales celebrada ayer.

Pero a pesar de la confianza en el éxito de la huelga, Francisco López, secretario general de la federación de banca, Comfia, declaró en la misma asamblea que 'esta convocatoria es la más difícil de todas tanto por el contexto de crisis que estamos viviendo como por el descrédito, ataque y soledad que padecen las organizaciones sindicales desde los últimos meses por parte del Gobierno y de los medios de comunicación'.

En esta línea, CCOO y UGT acusaron al Gobierno de tramitar la reforma laboral en periodo vacacional y de hacer coincidir la aprobación definitiva en el Parlamento del proyecto de ley, el día 9, con 'la fecha en la que los sindicatos tienen previsto reunir en asamblea a sus delegados en Madrid en una gran concentración, planeada el 15 de junio'.

Según ambos sindicatos, de seguir adelante la reforma laboral y las medidas de ajuste económico aprobadas por el Gobierno, se producirá 'la reducción del gasto público, el recorte salarial a los empleados públicos, la congelación de las pensiones y la reducción de las ayudas a las familias'.

Por su lado, Celestino Corbacho, ministro de Trabajo e Inmigración, declaró ayer que las prestaciones por desempleo no se van a recortar en los próximos meses, aunque reconoció que 'estas ayudas podrían sufrir algunas modificaciones cuando la economía empiece a crecer'.

Además, Corbacho negó que se fuese a rebajar el periodo durante el cual los parados perciben su prestación, ahora de 18 meses, ya que esta condición 'ya es dura'.