Publicado: 03.06.2014 17:20 |Actualizado: 03.06.2014 17:20

Los sindicatos esperan que se declare nulo el ERE de Coca-Cola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juicio celebrado este martes en la Audiencia Nacional por la impugnación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en Coca-Coca Iberian Partners, que ha afectado a 1.190 empleados y ha supuesto el cierre de cuatro plantas, ha concluido cercanas las 15.00 horas y queda visto para sentencia, que se conocerá en una o dos semanas, según han informado fuentes sindicales.

Portavoces de CC.OO han señalado que "el mejor escenario" sería que el ERE se declarara "nulo" porque eso "obligaría a la empresa a negociar". "Lo lógico sería la negociación y abrir un escenario de debate donde se pueda desarrollar alternativa a los despidos producidos. Si saliese nulo no tendría más remedio que negociar, ese sería mejor de los escenarios", han señalado.

Los servicios jurídicos de los sindicatos han hecho hincapié en sus argumentos de siempre: que la compañía no es un grupo laboral, y por lo tanto, no se puede aplicar el ERE como se hizo; o que no existen causas para esta medida como tal por entender que la empresa tiene "unos márgenes de beneficio amplios para desarrollar su actividad en los centros actuales".

Fuentes sindicales han precisado que la empresa no ha podido demostrar que concurren las causas para proceder al despido colectivo, al tiempo que han señalado que la compañía ha incumplido el procedimiento del ERE puesto que "no se daban las condiciones" para materializar un despido colectivo de grupo, teniendo en cuenta que se trata de varias empresas.

Desde CSI-F han considerado que la compañía ha aprovechado las circunstancias para acometer un despido "injustificado", por lo que han confiado en que el procedimiento se declare nulo e improcedente.

Recientemente, el presidente de Coca-Cola España, Marcos de Quinto, afirmó que el embotellador asume que lo más probable es que "todo esté correcto" y que haya una sentencia favorable.

Tras afirmar que existen distintas posibilidades, De Quinto puso como ejemplo que si fuera un dictamen en el que la Audiencia Nacional considerara que el ERE es improcedente, el embotellador tendría que readmitir a los empleados o acometer un despido improcedente, que supondría 45 días por año trabajado y unas cantidades "inferiores" a las que ya ha dado la compañía a los trabajadores, lo que es, a su juicio, "paradójico".

Coca-Cola Iberian Partners ha vuelto a ofrecer a todos y cada uno de los 235 trabajadores despedidos de la planta de Fuenlabrada la posibilidad de seguir trabajando en alguno de los siete centros productivos que la compañía mantiene abiertos en A Coruña, Bilbao, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga y Santa Cruz de Tenerife.

Esta petición, según informa la empresa, coincide con la vista en la Audiencia Nacional, que se ha celebrado este martes sin llegar a un acuerdo previo después de que CC.OO. recurriera el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) llevado a cabo por la compañía y pidiera que se declarara nulo.

Sin embargo, "ante una nueva negativa de los sindicatos a buscar una solución consensuada a los despidos en la planta de Fuenlabrada, el tema ha quedado visto para sentencia, un fallo que se conocerá en una o dos semanas".

De esta manera, desde la compañía han explicado que los 235 trabajadores de las áreas de Producción, Logística y Almacén de Fuenlabrada que no se acogieron a ninguna de las medidas propuestas dentro del plan de adhesión voluntaria, pueden una vez más optar a una recolocación.

"La compañía reitera así su compromiso de completar el proceso reorganizativo sin que haya un solo despido forzoso y apostando por un plan de movilidad al que se ha apuntado ya con éxito un 10% de la plantilla", han apuntado.