Público
Público

Los sindicatos europeos exigen alternativas

Manifestación en Luxemburgo contra los recortes sociales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Inversión en los sectores productivos, lucha contra el fraude fiscal, introducción de una tasa sobre las transacciones financieras y creación de obligaciones europeas de deuda que reduzcan el riesgo de 'ataques concertados' contra países como Grecia. Con esas propuestas, los sindicatos europeos salieron ayer a la calle para demostrar que tienen una alternativa que ofrecer frente a las recetas de la UE, que asegura que 'no hay opción al ajuste' en las cuentas públicas, en palabras de Jean-Claude Juncker, presidente del Eurogrupo. Entre 7.000 personas, según la Policía de Luxemburgo, y 20.000, según la Confederación Europea de Sindicatos (CES), marcharon por las calles de la capital, sede de varias instituciones comunitarias y donde el lunes se celebró una reunión de ministros de Economía.

Según el presidente de la organización, Ignacio Fernández Toxo, las reformas impulsadas por los 27 están ahogando el crecimiento y sólo contribuirán a 'retrasar la salida de la crisis económica'. El también secretario general de CCOO pidió retrasar 'de 2012 o 2013', cuando la mayoría de gobiernos deberán volver a cumplir con los topes de déficit, 'a 2016 o 2017'. En el caso de España, podría suponer hasta cuatro años de oxígeno en los que el Gobierno podría volver a estimular el crecimiento con inversión para cambiar el modelo productivo, según Toxo. La secretaria general de la organización, Bernardette Ségol, exigió 'nuevas políticas que no recorten derechos' como las que se están imponiendo en Grecia. 'No somos esclavos de los mercados', reivindicó.

Toxo también felicitó a los miles de indignados que están saliendo a las calles a protestar contra el Pacto del Euro o el endurecimiento del Pacto de Estabilidad. Lejos de atender las demandas de los concentrados, el Gobierno y la UE se han limitado a faltarles al respeto, en palabras del presidente del CES. 'Enfrentarse a los movimientos ciudadanos que se están produciendo en España y otros países desde el desprecio intelectual a los manifestantes no me parece el mejor consejo para un gobernante', aseguró. Toxo salió así al paso de las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno, Elena Salgado, que ayer llamó a 'no pasar por alto' los motivos de los indignados. 'Más que contra el Pacto del Euro, que creo que no es tan conocido universalmente', los indignados protestan porque la crisis 'está golpeando particularmente a los jóvenes', en palabras de Salgado. 'Precisamente porque las sociedades saben leer, se están movilizando contra medidas políticas tremendamente injustas', replicó Toxo.

El lunes, el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, y el comisario de Economía, Olli Rehn, aseguraron ser sensibles a las manifestaciones, pero insistieron en que el recorte es la única salida para recuperar el crecimiento a medio plazo. El diagnóstico del líder sindical es diferente. 'Los mercados financieros no están tan preocupados por que no se lleven reformas que apuntan al mercado de trabajo como por que las medidas adoptadas estén retrasando el crecimiento', explicó.