Público
Público

Los sindicatos, contra la exigencia de permiso laboral a los rumanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

UGT y Comisiones Obreras han expresado su desacuerdo con la decisión del Gobierno de exigir a los rumanos un permiso para poder trabajar en España ya que, a su juicio, la medida vulnera el diálogo social y podría promover la economía sumergida y la xenofobia.

El Consejo de Ministros acordó hoy exigir dicho permiso de trabajo a los rumanos que vengan a trabajar a España, medida que no afectará a los que ya trabajan y residen aquí.

CCOO, en un comunicado, argumenta que la decisión del Gobierno es de "discutible" efectividad, ya que los rumanos podrán seguir entrando en España, por la libertad de circulación en la UE, a la vez que se les restringe su posibilidad de trabajar en el país y, por lo tanto, puede producirse un incremento en la economía sumergida.

Este sindicato considera que la medida "vulnera los cauces de diálogo social", pues debería haber sido discutida en la Comisión Laboral Tripartita de Inmigración.

CCOO rechaza el argumento del Gobierno de que ésta decisión reducirá la entrada de rumanos en España reclutados por empresas de trabajo temporal de origen rumano.

A su juicio, el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero no ha abordado cuestiones "imprescindibles", como el "tráfico legal" de mano de obra extranjera o el 'dumping' social de empresas que sustituyen una mano de obra por otra con más vulnerabilidad.

UGT ha expresado también, en otro comunicado, su desacuerdo con la medida que, considera, puede "alentar y justificar" declaraciones y actuaciones de "diferentes partidos políticos y administraciones" que han expresado su "rechazo" a la población rumana con propuestas "claramente" xenófobas.

Para este sindicato Rumanía ya cumplió su moratoria durante el periodo de 2007 a 2009, cuando se adhirió a la UE, en la que los rumanos tenían libertad de circulación y residencia en España pero precisaban de permiso laboral para trabajar.

Cuando tal moratoria finalizó, ha destacado UGT, "España ya estaba en una situación económica y de empleo similar a la actual". Para el sindicato no se trata de una decisión técnica, sino "política".