Público
Público

Los sindicatos piden que la educación quede al margen de los ajustes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los responsables sindicales de enseñanza han pedido hoy al secretario de Estado de Educación, Mario Bedera, que traslade a las consejerías de Educación de las comunidades autónomas, especialmente a las que han anunciado recortes, Madrid, Navarra, Galicia y Castilla-La Mancha, que dejen a la educación al margen de los ajustes presupuestarios.

Mario Bedera y el director general de Formación Profesional, Miguel Soler, han recibido a los secretarios generales y presidentes de los principales sindicatos de la enseñanza FETE-UGT, Carlos López, FE-CCOO, José Campos, ANPE, Nicolás Fernández Guisado, CSI-CSIF, Eliseo Moreno, y STES, Augusto Serrano, que han expresado su preocupación de que los recortes se extiendan a más autonomías.

Los sindicatos han entregado la Declaración Conjunta, suscrita por todos los sindicatos el día 8, en la que reclaman que rectifiquen las actuales políticas de recortes las autonomías que las han anunciado, defiende que la educación debe ser a la apuesta prioritaria para superar la crisis y plantea movilizaciones de toda la sociedad educativa para defender las conquistas educativas adquiridas en la democracia.

El secretario de Estado ha señalado a los sindicalistas que el "Ministerio no está por los recortes", aunque defiende la política de austeridad, pero no a costa de la educación, y se ha comprometido a trasladar las reivindicaciones a la Conferencia sectorial de educación que se reúne hoy en el ministerio.

Carlos López, de UGT, ha dicho a Efe que la reivindicación es muy clara, "en contra de los recortes que están aplicándose" en algunas comunidades autónomas, y ha destacado como ejemplo contrario el caso de Castilla León, gobernada por el PP, que va a incrementar la inversión en educación.

Para López "es paradójico" que el año que aumenta la escolarización se atienda con menos profesorado, "es un contrasentido" ya que por primera vez ha aumentado el número de alumnos en todas las etapas educativas, ha dicho, y han regresado alumnos que habían comenzado la vida laboral, que reclaman formación

Los sindicalistas consideran que las medidas que se plantean en los futuros presupuestos suponen una rebaja de 2.300 millones de euros en la partida de educación, y coinciden en que "son un ataque a la escuela pública y van a afectar a la igualdad de oportunidades".

Según ellos, se perderán 13.000 puestos de trabajo de profesores que se ocupaban de programas que inciden en la calidad de la enseñanza y la igualdad, como desdobles o educación infantil, que no se van a poder dar.