Público
Público

Los sindicatos piden responsabilidades

La sanidad madrileña critica a Aguirre por dirigir toda la culpa sobre la enfermera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La muerte de Rayan, el bebé que nació por cesárea horas antes de que muriese su madre, Dalilah, la primera fallecida por nueva gripe en España, no ha dejado a nadie indiferente. Ni ante el dolor irreparable que supone la muerte de un bebé de dos semanas por una dramática negligencia médica, ni por el impulso de exigir responsabilidades que su terrible pérdida genera.

Los sindicatos representativos de la sanidad madrileña (CCOO, UGT, CSIT, CAS, SAE, SATSE y la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública) reiteraron ayer su pesar por la muerte del pequeño, al tiempo que coincidieron en reprochar al Gobierno de la Comunidad que dirija todo el foco de la acusación hacia la enfermera del Hospital Gregorio Marañón que provocó el fatal accidente.

La presidenta dijo ayer al padre que se investigará «hasta el final»

Los sindicatos, sin establecer una relación de causa-efecto entre el terrible accidente y la política sanitaria madrileña y sin exculpar a la enfermera, criticaron al Ejecutivo que preside Esperanza Aguirre por eludir su propia responsabilidad en los hechos.

La falta de personal, su mala distribución y el proceso de privatización de la Sanidad pública en la región fueron los principales argumentos que aportaron los sindicatos para afirmar que accidentes como el que costó la vida a Rayan pueden llegar a repetirse.

El lunes, horas más tarde de que la dirección del centro comunicase la muerte del bebé y atribuyera la responsabilidad a la enfermera, el consejero de Sanidad de Madrid, Juan José Güemes, visitó a la familia de Dalilah y Rayan en su domicilio y les prometió que depuraría responsabilidades. Aguirre dio ayer el pésame en persona a Mohamed Mimouni, el padre del bebé fallecido, y le aseguró que el caso se investigará 'hasta el final', porque tuvo que haber 'una serie de fallos en cadena'.

La superiora de la profesional apartada volvió ayer a su puesto

La tragedia más espantosa

La presidenta también aseguró que va a 'tomar las medidas que sean necesarias para que no se vuelva a repetir un hecho o una concatenación de hechos tan lamentables, tan trágicos y tan terroríficos'. Aguirre insistió en que a Mohamed le ha tocado vivir 'la tragedia más espantosa que ha tenido lugar en los servicios públicos madrileños' desde que ella es presidenta.

La primera decisión que tomó la Comunidad de Madrid tras la muerte de Rayan fue cesar del cargo a la enfermera que cometió la negligencia y a su superiora, aunque esta última volvió ayer a su puesto de trabajo. La responsable de la negligencia, que está destrozada, según fuentes del hospital, permanecerá apartada del centro, previsiblemente hasta que termine la investigación.

La falta de personal aparece como la mayor debilidad de la atención sanitaria

La sección sindical de CCOO en el Gregorio Marañón rechazó las acusaciones vertidas sobre la enfermera 'hasta que las investigaciones no se pronuncien al respecto'. Según denunciaron en un comunicado, 'a mayor dificultades externas, contrataciones precarias, presión asistencial, aumento de eventualidad y plantillas reducidas e insuficientes, mayor índice de error'.

UGT también pidió cautela hasta que concluya la investigación. El sindicato se mostró confiado en que la 'Administración valorará lo importante que es una buena programación de personal que evite casos como el ocurrido al bebé Rayan'. El sindicato CAS atribuyó el error al 'desmantelamiento de la sanidad pública madrileña por el gobierno del PP'.

El secretario general del PSOE madrileño, Tomás Gómez, destacó que la muerte de Rayan 'abre la reflexión de que la sanidad madrileña no va por buenos derroteros', informa Europa Press.

La portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Inés Sabanés, exigió que 'se investiguen todas las causas y responsabilidades' y explicó que el suceso destapa las alarmas sobre la sanidad madrileña.

El Ministerio de Sanidad también evitó la polémica. 'Mientras esté abierta una investigación, el Ministerio no va a emitir una opinión', informaron.