Publicado: 08.12.2014 12:36 |Actualizado: 08.12.2014 12:36

Los sindicatos policiales pedirán a Cosidó más chalecos antibalas y más rapidez en el reparto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, recibirá este martes a los cuatros sindicatos policiales (SUP, CEP, UFP, SPP), quienes le reclamarán que se compre más chalecos antibalas ya que consideran insuficientes las unidades previstas para esta legislatura y que se agilice su distribución, han informado a Europa Press fuentes policiales. De hecho, los sindicatos denuncian que  se podrían haber comprado 233 chalecos (324,27 euros la unidad) con el dinero destinado a comprar 2.500 gorras nuevas para las Unidades de Fronteras.

Los sindicatos también reclaman un esfuerzo extra a Cosidó para concienciar a los agentes de que los chalecos antibalas deben ser considerados como prendas de uso individual y no de uso colectivo. Asimismo, las organizaciones sindicales advertirán al director general de la Policía de que hay comisarías en las que aún habiendo chalecos antibalas, se tienen almacenados "para cuando haga falta" y no a disposición de los y las policías. Este hecho está considerado por los sindicatos como muy grave y por ello reclamarán a Cosidó que redacte una instrucción interna recordando que estas prendas son de uso individual.

Asimismo, los sindicatos denuncian que la Institución ha hecho gastos secundarios como el cambio de insignias en los uniformes, que se podrían haber invertido en más protección para los agentes. "Lo primero es la protección de la vida de los compañeros. Cuando eso esté garantizado, adelante con cualquier otro proyecto que presupuestariamente sea asumible", dicen los cuatro sindicatos en una carta remitida personalmente al director general.

Con todas estas medidas, los sindicatos policiales creen que se podrán prevenir sucesos como el del pasado viernes en Vigo en el que una agente falleció y otro resultó gravemente herido al ir a intervenir en un atraco en una sucursal bancaria. También la muerte de otro policía en Málaga que fue apuñalado cuando fue a detener a un ciudadano alemán con una reclamación en vigor.

El director general de Policía concretó un proceso de compra de 19.991 chalecos antibalas por casi 6'5 millones de euros a distribuir entre 2013 y 2015 nada asumir el cargo. Según el plan trazado por Cosidó, se repartirían 191 en 2012 y 6.600 cada uno de los tres años siguientes. Además, se estableció una repartición de forma escalonada que los sindicatos consideran que no se ha diseñado correctamente.

Además creen que la cifra de chalecos presupuestada es insuficiente ya que los efectivos de las distintas Unidades que lo necesitan suman 26.404 policías. Eso sin contar con los policías destinados en Policía Judicial, Información, Extranjería y Fronteras, legaciones diplomáticas o misiones internacionales.

Por estos motivos van a pedir a Cosidó en la reunión que se cierre cuanto antes la distribución de los chalecos con la empresa que los suministra y "el inicio de un nuevo expediente de compra para, al menos, adquirir una cifra similar" a la ya prevista.