Publicado: 20.03.2014 19:16 |Actualizado: 20.03.2014 19:16

Sindicatos policiales piden a Interior "instrucciones claras" para actuar en Ceuta y Melilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los sindicatos policiales UFP y CEP han denunciado este jueves el "caos" al que se ven sometidos los agentes destinados para ayudar a la Guardia Civil en el control de la inmigración en las fronteras de Ceuta y Melilla. Por ello, instan al Ministerio de Interior que dirige Jorge Fernández Díaz "instrucciones claras" sobre el uso de material antidisturbios y otros aspectos de coordinación entre fuerzas de seguridad y Gobierno.

El sindicato policial UFP ha denunciado este jueves en un comunicado que los agentes destacados en las fronteras de Ceuta y Melilla "siguen sin instrucciones precisas" sobre cómo actuar en caso de un salto en grupo de las vallas, fruto de una "inoperancia política" que, aseguran, "se pierde en buscar rentabilidad en los sucesos de El Tarajal" mientras "el caos y los problemas siguen campando en la zona".

La organización afirma que los 100 agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) destinados a Melilla no tienen "cometido ni función precisa" y han sido enviados allí "para actuar bajo los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad según el ministro de Interior". "Muchos —afirma—, están preocupados de las repercusiones político-mediáticas de su trabajo". Para la UIP, la comparecencia del secretario de Estado de Seguridad ante el Congreso de "un nuevo acto de hipocresía", porque se dieron cuentas de "unos sucesos que están judicializados y cuyas posibles responsabilidades se dirimirán donde, en un Estado de derecho, deben dirimirse: en los Tribunales".

"No sabemos si regalar flores a quien llega o encargar ladrillos para construir un muro aún más alto" "Pensábamos que era el control de fronteras pero nuestro despiste llega al extremo que a estas alturas no sabemos si regalar flores a quien llega o encargar ladrillos para construir un muro aún más alto, desde luego jamás lanzaremos pelotas de goma, queda mal hacerlo en frontera, aunque si podemos hacerlo a los mismos inmigrantes si atentan contra el orden público en una manifestación en el interior del país", dice la UFP. La UIP solicita el cese del Delegado de Gobierno en Ceuta porque, según dice el sindicato, acusa a la Policía Nacional de "falta de colaboración cuando, precisamente es él quien debe organizarla". Además, pide que se solicite ayuda a Frontex y que se precisen protocolos de actuación.

En la misma línea se han expresado también desde otro sindicato policial, el CEP, que ha afirmado que los policías enviados a Melilla para ayudar a la Guardia Civil a impedir la entrada ilegal de inmigrantes en territorio español no tienen "instrucciones restrictivas novedosas" sobre el uso de material antidisturbios. El secretario general de la Confederación Española de Policía (CEP), Ignacio López, ha explicado que esas normas están vigentes desde antes de que quince inmigrantes murieran mientras intentaban alcanzar a nado el pasado 6 de febrero la playa ceutí de El Tarajal, donde la Guardia Civil disparó pelotas de goma. Según esas instrucciones, el uso de pelotas de goma requiere una orden específica del jefe del dispositivo y no se considera conveniente dispararlas a menos de una distancia determinada.

Sin embargo, López ha señalado que, a causa de la situación de "enorme tensión" que hay en Ceuta y Melilla y de la polémica por los sucesos de El Tarajal y por los saltos masivos de las vallas fronterizas, los políticos evitan dar instrucciones "claras y precisas" sobre cómo deben actuar los agentes. Consultado sobre la posible necesidad de un protocolo de actuación en las fronteras —como ayer solicitó la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril—, el secretario general de la CEP ha contestado que sí se podría especificar, por ejemplo, el grado de protección que se requiere en el perímetro fronterizo de España, determinando si una "invasión" del mismo sería una situación "susceptible de utilizar elementos más restrictivos que en otras circunstancias no se utilizarían".

En cualquier caso, ha dicho estar "seguro" de que los 100 policías que han sido enviados como refuerzo a la valla de Melilla actuarán con "profesionaliddad" y conforme al principio de proporcionalidad. Además, ha destacado la "novedad" que supone el hecho de que tengan que ir miembros de este Cuerpo a realizar una función que corresponde a la Guardia Civil, en la que ve una "nula capacidad operativa" y una "dejación de funciones". Por último, López ha pedido que no se haga "una utilización partidista, en función de quién gobierna, del tema de extranjería y fronteras", y que se establezca "un discurso único".