Público
Público

Los sindicatos sanitarios madrileños vuelven a tomar la Puerta del Sol

Los manifestantes han denunciado un deterioro notable de los servicios públicos que provoca la pérdida de la calidad asistencial y llaman a una nueva marea blanca el próximo día 21

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un centenar de manifestantes han vuelto concentrarse este mediodía en la madrileña Puerta del Sol para volver a alzar el grito contra el Plan de Privatización de los 27 centros de salud y seis hospitales de la Comunidad de Madrid, convocados por la Mesa Sectorial en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid. 

'Es un error manifiesto y se debe rectificar, seguiremos insistiendo nuestra oposición rotunda en la calle y en los tribunales' afirmaba Julián Ezquerra, secretario general del sindicato médico AMYTS. El profesional de la sanidad denucia que ya se percibe un deterioro de los servicios: 'a día de hoy es factible un decaimiento del ánimo de los profesionales, la gente no puede ir a trabajar a los centros de salud con miedo al futuro, a un traslado forzoso o pendiente de la espada que le va a cortar'. Los sindicatos denuncian  que hay vacantes, jubilaciones y bajas laborales que no reponen; 'somos menos profesionales para atender a los mismos usuarios, la calidad se está viendo perjudicada notablemente' añadía el médico sindicalista. 'El personal está muy presionado y fastidiado porque se están derivando pruebas a otros centros privados'.

Numerosas banderas de los diferentes sindicatos que representan a los profesionales sanitarios han coloreado durante una hora la céntrica plaza madrileña.  Militantes y simpatizantes de CCOO, UGT, CSIT, CSIF, SATSE, AMYTS, pacientes y ciudadanos madrileños se han vuelto a unir para insistir en el lema: 'La sanidad no se vende, se defiende'.

'Aunque el señor Lasquetty quiera pasar por ser el político indigno que privatrizó nuestra sanidad, no se lo vamos a permitir'

Paquita Rey Pérez, trabajadora del Hospital de la Paz, -entre pitos y bocinas- evidenciaba su postura: 'si la gestión privada es mejor que la pública, ¿qué ha estado haciendo la administración madrileña? si son culpables de una mala gestión, que paguen por ello'. La señora, que lucía una camiseta blanca que rezaba 'Sanidad 100% pública', añadía: 'El pueblo de madrid tiene paciencia, es un pueblo alegre pero con sus derechos no se juega. Aunque el señor Lasquetty quiera pasar por ser el político indigno que privatrizó nuestra sanidad, no se lo vamos a permitir'. Jesús González Martín, secretario del área de Sanidad de CSIT Unión Profesional declaraba 'seguimos luchando, movilizándonos, hemos emprendido todas las acciones jurídicas emprendibles ante el plan de ordenación y cuando salgan los pliegos los recurriremos.'La población va a hacer entender a los políticos que se están equivocando y si no es ahora, en dos años les haremos rectificar' sentenciaba.

La pérdida de la calidad asistencial es una de las máximas preocupaciones de los profesionales en lucha contra los planes del Gobierno regional. Juan Carlos Mejías, secretario de acción sindical de los enfermeros (SATSE), afirmaba que 'los mejores profesionales -los que más se lo han currado- están en la pública trabajando por el Estado de Bienestar, eso que el PP ahora se está cargando'. 

'Tanta seguridad para unos sanitarios, ¿qué temen una inyección en el culo?'

Un millón de firmas se han recogido contra el Plan de Privatización, recordaba Ignacio Hernández, colaborador del sector salud de la federación sanitaria de UGT. El sindicalista pide al consejero de Sanidad de la Comunidad, Javier Lasquetty, -por enésima vez- que 'escuche a los trabajadores, al pueblo deMadrid' y se muestra optimista por nueva convocatoria de marea blanca que se celebrará el próximo domingo 21 de Abril. 'Volveremos a tomar la calle, no vamos a parar y motivos nos sobran'. Julio de Salud Mental bromeaba con indiferencia que muestra el dirigente sanitario: 'a ver si pilla una oferta de GAES y se pone unos audífonos que no oye al pueblo madrileño.

La convocatoria se ha desarrollado sin ningún incidente, aunque con una notable presencia policial. Ana Jímenez, profesional médica y afiliada a AMYTS, bromeaba con este asunto: ' tantos dispositivos de seguridad para unos cuantos sanitarios..., no sé qué temen, ¿que les pinchemos una inyección en el culo?'.