Público
Público

Sindicatos y Gobierno difieren en datos de la huelga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno cifró el martes en apenas el 11 por ciento el seguimiento de la huelga de los trabajadores del sector público hasta mediodía, mientras que los sindicatos afirmaron que un 75% de los funcionarios no había acudido a su lugar de trabajo para protestar por el plan de austeridad del Ejecutivo, cuyo objetivo es recortar el déficit y sacar al país de la recesión .

Por la tarde, el Gobierno calculó el seguimiento de los paros en la administración central en un 11,85 por ciento. Los datos oficiales anteriores eran del 10,99 por ciento por la mañana y del 16 por ciento durante la noche.

"Una vez terminado (la jornada de huelga), con la recogida de datos con firmas a las 5 de la tarde, el seguimiento de la huelga alcanza el 11,85", dijo la secretaria de Estado de la Función Pública, Consuelo Rumí, en una comparecencia ante la prensa.

"El paro en la administración pública ha tenido un alcance limitado", agregó.

convocantes del paro junto con CSIF - habían dicho antes que los primeros datos mostraban que dos tercios de los 2,3 millones de funcionarios habían secundado los paros, lo que dejó a escuelas, hospitales y otros servicios de emergencias con servicios mínimos.

"Si el Gobierno se contenta con las cifras que su portavoz de propaganda da, pues allá el Gobierno, pero yo que el Gobierno tomaría buena nota de lo que es una respuesta sin duda muy importante" afirmó a los periodistas Ignacio Fernández Toxo, portavoz del sindicato Comisiones Obreras, en la manifestación convocada en Madrid.

Los paros del martes, convocados tras el plan del Gobierno para ahorrar 15.000 millones de euros en los presupuestos, podrían mostrar el nivel de apoyo a una posible huelga general. El Gobierno presentará el miércoles su borrador de un paquete de reforma laboral a sindicatos y empresarios en el último día de la negociación. Si el diálogo social no da fruto, la reforma laboral se aprobará por decreto.

Sobre la posibilidad de huelga general también se pronunció Cándido Méndez, secretario general de la Unión General de Trabajadores.

"Nosotros no provocamos las huelgas, nosotros las convocamos (...). Si el Gobierno provoca una huelga con una decisión unilateral lesiva para los intereses de los trabajadores, la tendremos que convocar", afirmó Méndez, que consideró que las manifestaciones "están siendo un éxito de mucha consideración".

Las calles de Madrid estaban tan concurridas como es habitual, aunque pequeños grupos de personas interrumpieron por la mañana el tráfico en la zona de Nuevos Ministerios y por la tarde se celebró una marcha en el centro de la capital. Un periodista de Reuters en el lugar estimó que la concentración madrileña en una tarde lluviosa era de unas 2.000 personas, aproximadamente.

DATOS POR MINISTERIOS

De acuerdo con los datos oficiales ofrecidos por Rumí, los ministerios donde se registraron más paros fueron Ciencia e Innovación, Política Territorial y Asuntos Exteriores, con un 21,87, un 20,05 y un 19,70 por ciento de seguimiento, respectivamente.

Las cifras de huelgas más reducidas se registraron en el Ministerio de Vivienda y el de Políticas Social con un 2,62 y un 6,26 de ausentes, respectivamente. Tampoco en el Ministerio de Educación se alcanzó más que el 8,25 por ciento, según los datos oficiales.

Sin embargo, los sindicatos convocantes afirman que un 90% por ciento de los funcionarios de las universidades madrileñas y un 70 por ciento de los de institutos de secundaria se sumaron a la huelga.

Respecto a las comunidades autónomas, los datos que facilitaron fueron muy desiguales, ya que algunas como Madrid, País Vasco o Andalucía ni siquiera dieron información de seguimiento. Galicia y Aragón indicaron que no acudieron a su puesto de trabajo un 10,5 por ciento de los funcionarios.

Comisiones Obreras señaló que en la administración de Justicia andaluza fue del 20 por ciento y en la administración de Canarias, del 17,9 por ciento, mientras que en la televisión pública andaluza alcanzó el 80 por ciento y en algunos ayuntamientos, del cien por cien.

Los trabajadores del sector público se enfrentan a recortes salariales del cinco por ciento este año y una congelación para 2011 dentro de un plan para recortar el déficit presupuestarios al 9,3 por ciento del Producto Interior Bruto este año, desde un 11,2 por ciento en 2009 y luego al seis por ciento en 2011.

"Los salarios de los funcionarios no son los causantes de esta crisis y no deberíamos ser los primeros en sufrir los recortes", dijo Pablo González, de 36 años, un empleado de una oficina de Hacienda en Madrid.