Público
Público

Sindicatos y patronal negocian alargar la moderación salarial

Buscan prolongar el acuerdo para la negociación colectiva hasta 2014. UGT y CCOO consideran que las medidas laborales que aprueba este viernes el Consejo de Ministros "precarizan más el empleo"  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Queda apenas un mes para terminar la legislatura, pero la agenda de sindicatos y patronal sigue repleta. En esta ocasión, el centro de las miradas es la moderación salarial de la que tanto se ha hablado en los últimos meses. CCOO, UGT y la CEOE se han vuelto a sentar a la mesa de negociación para tratar de pactar una prolongación del acuerdo social que firmaron en 2010 y que termina el año que viene, y en el que se comprometieron a mantener la moderación salarial en los convenios durante este periodo.

El Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) fijaba unas subidas salariales de entre el 1% y el 2% para 2011 y de entre el 1,5% y el 2,5% para el año que viene. La intención es que este acuerdo se prorrogue durante 2013 y 2014. 'Continuar con la moderación salarial significa mantener el poder adquisitivo de los trabajadores, no congelar salarios', matizaba ayer una fuente sindical cercana a la negociación.

El acuerdo vigente fija unas subidas de entre el 1,5% y el 2,5% para 2012

La primera reunión entre sindicatos y patronal (se trata de una materia bilateral en la que ambas partes negocian sin representantes del Gobierno) tuvo lugar el pasado miércoles. Fue un encuentro de carácter técnico que se repetirá en los primeros días del mes que viene, previsiblemente el martes 6 de septiembre.

Al mismo tiempo, los agentes sociales buscan desbloquear la negociación colectiva, es decir, avanzar en la renovación de convenios que han finalizado y que han quedado atascados. UGT y CCOO han denunciado esta situación en repetidas ocasiones y los perjuicios que conlleva para los trabajadores, ya que supone la paralización de las subidas salariales que permiten mantener el poder adquisitivo.

La recuperación del diálogo social, que durante la última legislatura ha tenido menos frutos de lo esperado, se produce después de que la semana pasada el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, citara a los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y al presidente de la patronal, Juan Rosell. En el encuentro, Zapatero les pidió explícitamente que renovaran hasta 2014 el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva.

Un día después, Toxo y Méndez enviaban una carta al presidente en la que se mostraban dispuestos a hablar de moderación salarial a cambio de contención en los beneficios empresariales. 'Los salarios deben mantener una senda de moderación en su crecimiento como el establecido en el actual AENC, con una extensión a un periodo temporal más amplio, pero el esfuerzo será baldío y contraproducente si no está acompañado de un compromiso firme de contención de los beneficios empresariales y un esfuerzo adicional de inversión de los excedentes obtenidos para ampliar y mejorar el tejido productivo español', decían.

«Continuar con la moderación no significa congelar salarios»

Ponían también sobre la mesa otras medidas, como el control de precios, mejorar los ingresos públicos o la lucha contra el fraude. De momento, el Gobierno ha retirado las modificaciones en el contrato a tiempo parcial que tenía intención de aprobar, en lo que parece un gesto a los sindicatos, a los que disgustaban los cambios. Otro guiño podría ser la recuperación del Impuesto sobre Patrimonio, que podría aprobarse en breve.

El Gobierno aprobará hoy un nuevo paquete de medidas laborales con el que pretende fomentar el empleo, especialmente entre los jóvenes. Previsiblemente eliminará durante dos años la limitación para encadenar contratos temporales y aprobará un nuevo contrato de formación para jóvenes de hasta 25 años, aunque abrirá un periodo transitorio de dos años en el que será posible concertarlos con jóvenes de hasta 30 años.

El paquete de medidas de hoy pretende impulsar el empleo joven

Los sindicatos enviaron ayer sus enmiendas al Ministerio de Trabajo, en las que critican que algunas iniciativas 'hayan sido sustraídas al diálogo social y aparezcan sorpresivamente', como la referida al encadenamiento de contratos eventuales o al nuevo tratamiento del Fondo de Garantía Salarial, que se fusionará con el Servicio Público de Empleo.

UGT y CCOO cargan duramente contra los cambios en la contratación temporal. Consideran incoherente que el Gobierno pretenda promover la estabilidad del empleo con la posibilidad de que un trabajador desempeñe de forma temporal un mismo trabajo durante más tiempo. 'La crisis no justifica la inclusión de nuevas reglas que precaricen más el empleo, tanto porque debilitan la posición y los derechos de los trabajadores como porque ahondan en un modelo económico que ya ha demostrado sus flaquezas ante las dificultades', señalan.

Aunque comparten la necesidad de modificar el contrato de formación actual, no están de acuerdo que se sustituya por otro cuya duración consideran excesiva (podrá ser de hasta tres años). Las centrales creen que ampliar durante dos años la edad (hasta los 30) para acceder a este contrato 'limitará la posibilidad de acceder a contratos estables a una gran cantidad de personas'. Por eso abogan por que se mantenga en los 21 años y, excepcionalmente, en los 25 años, como en la actualidad.

Los sindicatos censuran que el Gobierno incumple con el Diálogo Social

La ampliación del periodo en que se bonificará la conversión de contratos temporales en indefinidos de fomento del empleo (con menos indemnización por despido) tampoco gusta a las centrales.