Público
Público

Sindicatos y profesionales avisan de que la privatización no garantiza "el ahorro ni la calidad asistencial"

El colectivo sanitario madrileño escribe una carta a González y Lasquetty y afirma que la privatización supondrá un gasto de más de 136 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las asociaciones profesionales, colegios, organizaciones sindicales y profesionales implicados en el conflicto sanitario han escrito una carta al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y al consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, para reiterar su 'más profundo rechazo' a la privatización de seis hospitales.

Una semana después de conocerse las condiciones que la consejería impone a las empresas interesadas en el negocio sanitario, sindicatos y profesionales insisten en que el Gobierno sigue sin entender los motivos de su protesta: 'El rechazo a un plan de privatización de la gestión sanitaria que, sin un estudio económico serio y con unos riesgos sanitarios ya descritos, entendemos resulta desastroso para el futuro del sistema sanitario madrileño, dado que provocará graves desequilibrios en la financiación y en el acceso de los ciudadanos al sistema de salud'.

La carta afirma que la privatización supondrá un gasto de más de 136 millones de euros 'en un plan inicialmente justificado por el ahorro presupuestario'. Sindicatos y profesionales critican además el aumento de la cápita, que a finales de 2012 Lasquetty cifró en 441 euros y que ahora ha elevado a 496,85 euros. 'No es cierto que el modelo que se quiere aplicar sea más barato', remarcan.

Además, el documento señala que el borrador de los pliegos 'no ofrece suficientes garantías para mantener un adecuado control de la calidad asistencial' y que el 'intento' de convencerles de que se mantendrá la plantilla en estos centros 'no deja de ser un brindis al sol'. 'La mejor garantía para su trabajo, y lo que ellos [los profesionales] desearían, es que no se inicie esta arriesgada aventura sin garantía alguna de ahorro ni de mantenimiento de la calidad asistencial a la que gestores y profesionales de la sanidad estamos siendo obligados', concluye el texto.

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) se ha pronunciado en los mismos términos sobre los pliegos de la Comunidad de Madrid, al considerar que la privatización 'empeora el funcionamiento de los centros sanitarios, incrementa los costes de la atención sanitaria y sólo responde a los intereses de algunas empresas y algunas personas que buscan su beneficio personal a costa de la salud de la población'.

El portavoz de la plataforma, Marciano Sánchez-Bayle, ha denunciado el incremento de la cápita con respecto a los Presupuestos de 2012 (de entre el 14% y el 47%) y ha recordado que el coste de los seis hospitales privatizados (547.087 euros anuales como coste medio por cama) será entre un 30% y un 50% superior al de los centros públicos.

Los pliegos señalan que se actualizará anualmente el pago de la cápita -'para asegurar la correcta financiación' de las prestaciones sanitarias gestionadas por la concesión- con respecto al menor de dos índices: con respecto al 85% de la variación experimentada por el IPC español o de la Comunidad de Madrid. Por eso, según la FADSP, las condiciones que se establecen en los pliegos esconden la intención de aumentar los fondos para los centros privados y disminuir los de los centros públicos. 'Los hospitales públicos madrileños tuvieron una disminución presupuestaria promedio del 9,5% en 2011, del 1,5% en 2012 y del 16,19% en 2013', ha asegurado Sánchez-Bayle.

Asimismo, Sánchez-Bayle ha acusado al Gobierno regional de tratar de 'blindar' con el contrato por 10 años que se ofrece a las empresas concesionarias estos hospitales 'ante un posible cambio político'.

La FADSP critica además que la Comunidad premie a las empresas que reconviertan a los profesionales de los centros en accioanistas, como ya sucede en Catalunya, ya que consideran que es 'la causa principal de la ineficiencia y la falta de equidad en el sistema sanitario'.