Público
Público

Singul irá a juicio por la agresión sexual a una niña

El segundo violador del Eixample asaltó a una menor de 12 años el pasado octubre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alejandro Martínez Singul, más conocido como El segundo violador del Eixample, volverá a sentarse en el banquillo acusado del intento de agresión sexual y robo con violencia a una niña de 12 años ocurridos el pasado mes de octubre. Singul, que se encuentra en prisión preventiva desde entonces, ha reiterado su inocencia durante la instrucción del caso y mantiene que el día de los hechos él se encontraba en su casa, en la que afirma que vivía recluido por miedo al acoso de la prensa.

Pese a ello, la titular del Juzgado de Instrucción número 18 de Barcelona dio ayer por cerrado el sumario y procesó al violador reincidente. Martínez Singul, en libertad condicional cuando sucedieron los hechos, está acusado de haber seguido a su casa a una menor de 12 años.

Tras entrar con ella en el ascensor del edificio, la obligó a darle todo lo que llevaba de valor y a bajarse los pantalones. Unos ruidos en el portal asustaron al agresor sexual multirreincidente y provocaron su huida. La niña corrió en ese momento a salvaguardarse en casa.

El acusado ya fue condenado a 65 años de cárcel en 1993 por diez violaciones y otros cuatro intentos. Salió en 2007 al cumplir el máximo de 16 años de pena que le correspondían con el antiguo Código Penal, pese a que no se le consideraba rehabilitado.

En octubre, cuando sucedió el intento de agresión de la menor, Martínez Singul se encontraba a la espera de que se hiciera firme la sentencia que en junio lo había condenado a casi dos años de cárcel por intentar agredir sexualmente a dos mujeres un mes antes. Finalmente, El segundo violador del Eixample fue absuelto de aquellos dos delitos y la Justicia dejó la pena en una multa.

Ahora, la jueza ha solicitado a la Audiencia de Barcelona y al Tribunal Supremo documentación sobre sus anteriores condenas y las penas que ha cumplido de estas, para saber si los antecedentes siguen siendo computables. El agravante de reincidencia podría aumentar una hipotética pena en varios años.