Público
Público

Síntomas en la adolescencia predirían endometriosis grave

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

En algunas adolescentes, losperíodos menstruales muy dolorosos que alteran las actividadesdiarias serían un signo de alarma de la forma más grave deendometriosis.

En un estudio preliminar sobre 229 mujeres con endometriosistratada quirúrgicamente, un equipo de Francia reveló que esaspacientes con endometriosis profunda infiltrante (EPI) eran máspropensas a haber tenido períodos dolorosos en la adolescencia.

Las 98 mujeres con EPI eran tres veces más propensas que lasmujeres sin endometriosis EPI a haber utilizado píldorasanticonceptivas para tratar el dolor menstrual grave antes de los18 años, y también más propensas a decir que habían perdido díasde clase debido a los síntomas menstruales.

Los resultados, publicados en la revista Fertility andSterility, sugieren que esos problemas en la adolescencia puedenpredecir en algunos casos un futuro diagnóstico de EPI.

Existen tres tipos de endometriosis: la superficial, laovárica y la profunda infiltrante. Las mujeres con EPI suelendesarrollar adherencias del tejido en varios lugares de lapelvis, incluida la vagina, la vejiga, los intestinos y losligamentos que unen el útero con la pelvis.

Diagnosticar la endometriosis no es fácil y en muchasadolescentes y mujeres demora años. Se puede confundir conquistes de ovario, enfermedad pélvica inflamatoria o, según lossíntomas, síndrome de colon irritable.

La única forma de diagnosticarlo es con una cirugíalaparoscópica mínimamente invasiva para extraer una muestra detejido.

El equipo del doctor Charles Chapron, de la Universite ParisDescartes, indagó si las mujeres con endometriosis tratadasquirúrgicamente había tenido síntomas tempranos asociados con unamayor posibilidad de desarrollar EPI.

Al 58 por ciento de las mujeres con EPI se le habíanadministrado píldoras anticonceptivas contra el dolor menstrualgrave, comparado con el 26 por ciento de las mujeres con otrasformas de endometriosis.

El 21 por ciento de las mujeres con EPI había recibido suprimera receta antes de los 18 años, comparado con el 6 porciento del resto de las pacientes con endometriosis.

En tanto, el 38 por ciento de las pacientes con EPI habíaperdido días de clase por los síntomas menstruales, comparado conel 25 por ciento del resto de las pacientes.

Los antecedentes familiares de endometriosis fueron máscomunes en el grupo con EPI (el 13 por ciento) que en el grupocon otros tipos de endometriosis (el 5 por ciento).

Para Chapron, lo importante es conocer si diagnosticar antesla endometriosis reduciría los casos de EPI y de cirugía.

"Todavía no existe una forma efectiva de prevenir el avancede la endometriosis a su estadio más avanzado, la EPI", indicó elautor.

Y los nuevos resultados, señaló, sugieren que el tratamientodel dolor menstrual grave con píldoras anticonceptivas noevitaría la progresión a la EPI, ya que haber recibido esetratamiento estaba asociado con la aparición de la enfermedad.

Pero Chapron aclaró que eso no significa que las píldorasanticonceptivas promuevan la aparición de la EPI más adelante.

Aun así, aunque se desconoce si se puede prevenir el avance ala EPI, el diagnóstico más temprano de endometriosis por lo menosles permitiría a las adolescentes y las mujeres conocer la causade los síntomas.

Según el equipo, a las adolescentes y las mujeres con dolormenstrual grave que no responden a los analgésicos como elibuprofeno se las debería evaluar para descartar o confirmar laendometriosis.

FUENTE: Fertility and Sterility, 2010

DISPLAY CONNECTORS, SL.