Público
Público

Los síntomas de la fiebre del Nilo Occidental son muy comunes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Muchas personas que sufren lapicadura del mosquito portador del virus del Nilo Occidentalpueden no desarrollar síntomas, pero un nuevo estudio sugiereque esos síntomas serían más comunes de lo pensado.

La fiebre del Nilo Occidental, que es un conjunto desíntomas por una infección viral, apareció en Estados Unidos en1999, después de un brote en Nueva York. En ese momento, unquinto de los infectados desarrollaron síntomas: fiebre,cefalea, prurito y dolor muscular y articular.

La mayoría se recuperó sin complicaciones, pero en el 1 porciento de los casos el virus invade el cerebro y la médulaespinal, lo que causa una inflamación potencialmente fatal.

Las estimaciones de los Centros para el Control y laPrevención de Enfermedades de Estados Unidos coinciden con lascifras iniciales registradas en Nueva York: el 80 por ciento delas infecciones del Nilo Occidental no produce síntomas.

Pero en el nuevo estudio, los autores hallaron síntomas enmás de la mitad de 576 donantes de sangre de Estados Unidoscuyas muestras obtuvieron resultado positivo en el análisispara identificar la presencia del virus en las dos semanasposteriores a la donación. Esto indica que acababan de serinfectados.

El 26 por ciento tuvo tres síntomas, según publica Journalof Infectious Diseases.

"Esto demuestra que las infecciones sintomáticas son muchomás frecuentes de lo pensado", dijo la autora principal,doctora Susan L. Stramer, investigadora jefe de la Cruz RojaAmericana.

El estudio sugiere también que las personas infectadaspueden desarrollar una constelación más amplia de síntomasleves de lo que se creía, dijo Stramer a Reuters Health.

Los participantes respondieron si habían tenido alguno delos 14 síntomas característicos de la infección: fiebre,cefalea, prurito, dolores corporales, dolor abdominal, "doloróseo", vómitos y diarrea, entre otros. El 44 por ciento no tuvofiebre.

A los infectados se los comparó con un grupo control de 615donantes saludables, que también respondieron sobre distintossíntomas las dos semanas después de la donación.

El 53 por ciento del grupo infectado había tenido por lomenos uno de ocho síntomas característicos, comparado con el 11por ciento del grupo control.

Según Stramer, eso sugiere que hasta el 42 por ciento delas infecciones del Nilo Oriental causa síntomas. Y en lasmujeres más que en los hombres: un 35 frente a un 25 porciento, aunque el equipo desconoce la explicación.

En el grupo de donantes infectados que desarrollaron tres omás síntomas, 73 participantes consultaron al médico. Pero sólocuatro recibieron el diagnóstico correcto y es porque fueronlos únicos que necesitaron hospitalización por los síntomas.

Esta baja tasa de diagnóstico demuestra que el análisispara detectar el virus del Nilo Occidental no es habitual yestá limitado a los casos graves, concluyó Stramer.

FUENTE: Journal of Infectious Diseases, online 27 deseptiembre del 2010