Público
Público

El sistema electoral de Florida se pone a prueba ante récord de participación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El sistema electoral de Florida, protagonista de graves problemas en los comicios del año 2000, se pone hoy de nuevo a prueba en unas elecciones presidenciales marcadas por el récord de participación.

A primeras horas de la mañana se apreciaba en la mayoría de colegios electorales de Florida una alta participación con grandes filas de electores esperando para depositar su voto.

Por el momento no se han registrado quejas sobre el funcionamiento de las máquinas para emitir votos o el proceso de votación y se prevé que la jornada transcurra con fluidez gracias a la alta participación en las votaciones anticipadas.

En Florida, considerado un estado clave para alcanzar la presidencia de EE.UU., hay registrados 11,2 millones de votantes, de los que cerca de 2,6 millones (un 23%) ya han emitido su voto y alrededor de 1,5 millones lo han efectuado por correo, según cifras oficiales.

Solo en los condados de Miami-Dade y Broward, en el sur del estado, cerca de 580.000 personas (25% de los votantes registrados) han votado ya por adelantado, mientras que los votos por correo alcanzaron el 40%, según funcionarios del Departamento Electoral de estos condados.

"Probablemente el voto anticipado haya alcanzado el 38% del total de votantes registrados en el condado de Miami-Dade", señaló a Efe un portavoz del Departamento de Elecciones de este condado.

La participación en las votaciones adelantadas, que comenzaron el pasado 20 de octubre y concluyeron el domingo, superó todas las previsiones, por lo que se espera que el número final de votantes en estos comicios alcance el 80% en estos dos condados, una cifra sin precedentes.

Las autoridades electorales expresaron hoy su confianza en que todo funcione y el proceso de votación se desarrolle con absoluta normalidad, de modo que no se repita el fiasco de las elecciones presidenciales del 2000.

Hace ocho años, el sistema electoral de Florida falló estrepitosamente al contabilizarse numerosas irregularidades en varios condados que obligaron a la anulación de miles de votos y a una batalla legal que acabó en el Tribunal Supremo de EE.UU.

Los votos anulados se debieron fundamentalmente a que miles de papeletas no fueron debidamente perforadas y, por ello, las máquinas no pudieron contabilizarlas.

Hace cuatro años, el proceso de elección anticipada comenzó con ciertas irregularidades y, pese al uso de un sistema nuevo, se produjeron retrasos de horas por problemas en la conexión de las computadoras.

En las votaciones anticipadas de estos comicios "ha habido filas y esperas largas", pero no se han producido quejas sobre el funcionamiento del sistema, dijo a Efe Merie Bertot, portavoz del condado Miami-Dade.

Bertot aseguró que, en estas elecciones presidenciales, "han salido más personas que nunca a votar por adelantado".

En 2004 se registraron 244.000 votos anticipados en este condado y, en los comicios de este año, se han contabilizado cerca de 100.000 votos más, destacó Bertot.

El Departamento de Elecciones del condado de Miami-Dade explicó que durante más de un año se ha entrenando a los funcionarios que integran los recintos electorales y que las máquinas de votar fueron probadas exhaustivamente en la votación anticipada.

Además se ha instalado en los colegios electorales un sistema nuevo de votación que combina el uso de papeletas tradicionales con los últimos avances de tecnología digital mediante el uso de un escáner óptico.

Florida, que cuenta con 27 votos electorales, es uno de los 36 estados que incorporaron el sistema de votación anticipado, con el fin de evitar posibles situaciones de caos e irregularidades y reducir las esperas el día de la votación.