Público
Público

Sistema inmunológico puede ayudar células cancerígenas: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Maggie Fox

Las células cancerígenas pueden hallarun escondite en el sistema inmunológico del cuerpo, dijo un grupode investigadores de un estudio que puede ayudar a explicar porqué los tumores pueden reaparecer tras varias sesiones dequimioterapia.

Las pruebas en ratones mostraron que el estrés de laquimioterapia lleva a algunas células tumorales al timo, laglándula que produce células inmunes conocidas como linfocitosT.

La glándula baña esas células tumorales con agentesprotectores, dijeron los investigadores del InstitutoMassachusetts de Tecnología (MIT) en la revista Cell. Loshallazgos sugieren que los tratamientos contra el cáncernecesitan atacar este lugar de escondite.

"Una terapia exitosa contra el cáncer debe incluir uncomponente que mate las células tumorales, así como un componenteque bloquee las señales pro-supervivencia", dijo Michael Hemann,del MIT, en un comunicado.

"Las actuales terapias contra el cáncer no logran apuntar aesta respuesta de supervivencia", añadió.

Hemann y sus colegas hicieron pruebas a ratones con un cáncerdenominado linfoma de Burkitt, y los trataron con doxorubicina,un tipo de quimioterapia estándar.

El medicamento funcionó, como se esperaba, y los tumoresdisminuyeron. Los ratones fueron sacrificados y luegoexaminados.

"Para analizar el efecto del tratamiento en nichos tumoralesespecíficos, nos centramos en todos los órganos linfáticosprimarios, incluidos los nódulos periféricos, bazo y médulaespinal, tras el tratamiento con doxorubicina", escribieron losinvestigadores.

La mayoría estaban limpios, salvo el timo. En realidad, habíamás células tumorales en el timo tras la quimioterapia de las quehabía antes.

"Por ello, el timo supone un nicho quimioprotector queprotege a los linfocitos de la muerte celular inducida por ladoxorubicina", escribieron los investigadores.

Los ratones que a través de la ingeniería genética teníantimos pequeños y disfuncionales sobrevivieron mejor cuando se lesinfectó con el linfoma de Burkitt y luego fueron tratados, por loque parece que el timo estaba realizando alguna funciónprotectora de las células tumorales.

Las pruebas de laboratorio sugerían que el timo segregasustancias que protegen a las células no maduras de las toxinas,y las células cancerígenas simplemente se aprovechan de ello,dijo Hemann.

Habrá que ver si las pruebas en humanos demuestran lo mismo,añadieron los expertos, pero podría ser necesario atacar ciertoscomponentes del sistema inmunológico como el IL-6 y otro llamadoBcl2.

FUENTE: Revista Cell, octubre del 2010.