Público
Público

Sistemas categorización emergencias son efectivos: estudio EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

Por cada persona con uninfarto, la ciudad de San Francisco envía siete ambulancias enrespuesta a llamados de personas que piensan que están teniendoun paro cardíaco o respiratorio, afirmó un estudio sobre elsistema Emergency Medical Dispatch (EMD).

Esto refleja un problema en todos los departamentos deemergencias del mundo: ¿cómo decidir adónde enviar una cantidadlimitada de ambulancias y paramédicos?

"Con el uso más eficiente de los recursos", respondió aReuters Health el doctor Jeff Clawson, que no participó en elestudio, pero sí en la creación del primer sistema de atenciónde emergencias médicas. Ahora trabaja en National Academies ofEmergency Dispatch, de Salt Lake City, en Utah.

En muchas ciudades, cuando se llama al 911, un sistemacomputarizado utiliza las respuestas de la persona que llamapara categorizar el llamado según el tipo de emergencia y sugravedad.

Eso informa a la "tripulación" de una ambulancia para loque encontrará en ese lugar y si debe utilizar luces y sirenaspara asistir al paciente lo antes posible. También permite quelos departamentos de emergencias utilicen mejor sus ambulanciasy sus paramédicos.

"Es costoso enviar una ambulancia con sirenas a cadallamado", dijo el doctor Nicholas Johnson, autor principal delestudio y, en ese momento, estudiante de University ofCalifornia, en San Francisco (UCSF). "Hay una cantidad finitade ambulancias. El objetivo (...) es asegurarse de que estén enel lugar correcto en el momento indicado", añadió.

Johnson y el doctor Karl Sporer, vicepresidente de EMS yDisaster Medicine, de la UCSF, analizaron los datos de más de100.000 llamadas al 911 en un año y medio en San Francisco.

Por cada llamada, evaluaron cómo el sistema categorizó loque, luego, los paramédicos informaron al llegar al lugar; sólose incluyeron llamados por paros cardíacos, que es cuando elcorazón deja de bombear sangre y oxígeno al cerebro.

El sistema asignó a la mayoría de esos llamados a lacategoría de paros cardiorrespiratorios o muerte. Pero seis decada siete de los llamados en esa categoría no terminaronsiendo paros cardíacos.

Además, algunos pacientes que habían sido categorizados conpérdida de la conciencia o problemas respiratorios tambiénterminaron sufriendo un paro cardíaco, como otros a los que elsistema no había categorizado así, quizás porque el llamado sehabía realizado por otra emergencia, como un incendio,precisaron los autores en la revista Resuscitation.

Los paros cardíacos reciben la mayor prioridad, dijo Sporera Reuters Health. Los pacientes necesitan asistencia inmediatapara poder recuperarse.

De modo que el objetivo de cualquier sistema de EMDdispondrá que toda persona con un paro cardíaco potencialreciba una ambulancia con luces, sirenas y una tripulaciónexperimentada.

Pero ningún sistema puede determinar con precisión quiénsufre un paro cardíaco y quién no. Sporer, que trabaja en elDepartamento de Bomberos de San Francisco, dijo que la ciudadtermina enviando ambulancias con luces y sirenas a más del 90por ciento de los pacientes con paro cardíaco.

"Queda lugar para mejorar, pero lo estamos haciendobastante bien. ¿A qué precio? Al de enviar una gran cantidad depersonas a llamados que terminan no siendo un paro cardíaco",agregó.

Johnson, que es residente de Emergency Medicine deUniversity of Pennsylvania, considera que otras ciudadespodrían beneficiarse con estudios similares. "Es una forma útilde que las personas involucradas en la administración delsistema de emergencias evalúen sus propios sistemas", dijo.

FUENTE: Resuscitation, online 17 de julio del 2010