Público
Público

La situación de Barajas e Iberia llega al Congreso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El caos que miles de pasajeros han padecido este fin de semana en el aeropuerto madrileño de Barajas a causa del temporal y de una supuesta huelga de celo encubierta del personal de Iberia, ha provocado que el Grupo Socialista pida la comparecencia en el Congreso del presidente de la principal aerolínea española, Fernando Conte.

"(La compañía) debe dar una explicación a los ciudadanos sobre los desajustes que se vienen produciendo en un servicio público fundamental desde hace más de mes y medio", dijo el lunes vicesecretario general del PSOE, José Blanco, en rueda de prensa.

que el viernes tuvo que cerrar durante unas horas por causas climatológicas - seguían dándose cancelaciones y retrasos de vuelos.

Unos 31 vuelos de Iberia fueron cancelados de los 700 previstos para hoy, mientras que el retraso medio rondaba los 45 minutos, según la compañía, aunque los testimonios de pasajeros en Barajas hablaban de horas de espera.

La situación caótica del viernes provocada por la intensa nevada caída en la capital se sumó a semanas de interrupciones de los servicios de Iberia debido a lo que la aerolínea calificó de "huelga ilegal" del personal en el mes de diciembre.

El Ministerio de Fomento ha abierto una investigación sobre el trato que recibieron de parte de Iberia los pasajeros durante el fin de semana, tras recibir quejas de conducta inaceptable.

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, no descartó que se produzcan ceses aunque recordó que Iberia es una empresa privada y no pública.

"En la parte que nos corresponde pues sí cesaremos a las personas que haya que cesar, si es que hay que hacerlo", dijo Álvarez, a quien el PP ha pedido la dimisión una vez más por su gestión al frente de Fomento.

Iberia, en un comunicado emitido el domingo por la noche, dijo que cumpliría totalmente con la investigación del Gobierno.

La aerolínea ha anunciado medidas judiciales contra el sindicato de sus pilotos, Sepla, en diciembre, alegando que los gremialistas estaban interrumpiendo los vuelos sin que el sindicato hubiera llamado oficialmente a la huelga.

Iberia ha pedido que Sepla le pague daños por 13 millones de euros por las alteraciones de sus servicios entre el 4 de diciembre y el 31 de ese mes.

Las asociaciones de consumidores también han señalado la responsabilidad de Aviación Civil en el caso del aeropuerto de Barajas.