Público
Público

La situación del Alakrana puede estar encauzada, dice Zapatero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo el lunes que la situación en la que se encuentra el atunero español "Alakrana", secuestrado en aguas somalíes por piratas que exigen la liberación de dos de sus compañeros en prisión en España, "puede estar encauzada".

16 de ellos españoles - han dicho que no negociarán sobre una posible recompensa hasta que no se devuelva a Somalia a los dos presuntos atacantes, que fueron detenidos por la fragata española Canarias poco después del secuestro.

Ahora permanecen en prisión provisional en España, bajo custodia de la Audiencia Nacional, acusados de 36 delitos de detención ilegal, asociación ilícita y uso de armas con violencia.

"El Gobierno entiende que la situación puede estar encauzada", dijo Zapatero en una rueda de prensa en Polonia. "Todos nuestros materiales, jurídicos, políticos y diplomáticos, están en marcha para que esto termine bien".

El presidente del Ejecutivo español pidió "a todos prudencia y que se deje trabajar al Gobierno, pido a las familias comprensión, sé la angustia que pueden tener, desde el primer día".

"Cada cosa que se le pregunte a un miembro del Gobierno sobre el proceso para acabar este secuestro es escuchada por los secuestradores, y forma parte ya del elemento de negociación", agregó junto al primer ministro polaco, Donald Tusk, con motivo de una cumbre hispano-polaca.

El patrón de la embarcación, Ricardo Blach, había dicho anteriormente que el Gobierno español ha aceptado devolver a los dos supuestos piratas somalíes a su país a cambio de la liberación del "Alakrana".

"Parece casi seguro que van a mandar los piratas aquí. No sabemos cuándo, si mañana o dentro de una semana, pero parece que los van a mandar", dijo en unas declaraciones recogidas en la web de RTVE.

Zapatero pidió que "se entienda y se sitúen en su contexto los mensajes que puedan venir desde el barco, son personas que están secuestradas".

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, se refirió a esta situación también desde Polonia, y señaló que "la única posibilidad que existe es la vía procesal y posteriormente ver si existe algún acuerdo internacional".

NEGOCIAR UN TRATADO

El Ejecutivo español estaría negociando con las autoridades somalíes un tratado internacional que permita a la Audiencia disponer de un instrumento para extraditar a los dos africanos, publicó el diario El Mundo citando fuentes gubernamentales.

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón dijo el lunes que "hay vías legales para encontrar una solución a este conflicto, creo sinceramente que eso se puede hacer, y sin lugar a dudas se va a hacer"

El magistrado, que fue quien solicitó el traslado a España de los dos presuntos piratas indicó que la solución de "ninguna forma" puede pasar por "tomar una decisión que sea ceder a una presión", según fue citado por medios.

El domingo, una fuente próxima al Gobierno somalí dijo que espera que haya un acuerdo en unas tres semanas.

"El Gobierno español está afrontando una presión creciente de su pueblo y quiere poner fin muy rápidamente a esta crisis de rehenes", dijo a Reuters la fuente al primer ministro del país del cuerno de África. "Pero la situación sobre el terreno es muy dura. Puede que se tarden dos o tres semanas en lograr la liberación de sus compatriotas".

La fuente habló tras el encuentro que tuvo lugar el domingo por la tarde entre el embajador de España en Nairobi, Nicolás Martín Cinto, y el primer ministro del llamado Gobierno de Transición Federal de Somalia, Abdurashid Sharmarke, en la capital keniana. Hay previsto un segundo encuentro para el lunes en el que se trabajará sobre una estrategia para liberar a los rehenes, añadió la fuente.

Por su parte, el Ministerio español de Asuntos Exteriores emitió un comunicado en el que indicó que "se ha evocado la situación de los dos somalíes actualmente detenidos en España. A su vez, se está trabajando en fórmulas de cooperación en distintos ámbitos al objeto de lograr una pronta resolución del secuestro".