Público
Público

Soberanismo a la leonesa

El alcalde socialista de León apoya un referéndum para separarse de la comunidad autónoma y formar otra con Zamora y Salamanca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fantasma del soberanismo recorre de este a oeste la Península ibérica y esta semana ha sobrevolado León. Hasta ahora sólo la Unión del Pueblo Leonés (UPL) había enarbolado la bandera de la independencia de Castilla, pero esta semana ha irrumpido en la escena secesionista el alcalde leonés, Francisco Fernández, del que se da la circunstancia milita en el PSOE.

La UPL, que gobierna el Ayuntamiento de León en coalición con los socialistas, tomó nota de las consultas soberanistas en Catalunya y se animó hasta el extremo de proponer un referéndum no vinculante que preguntase a los habitantes de la región si querían decir good bye a su comunidad autónoma para formar otra junto a Zamora y Salamanca.

Cuando los periodistas preguntaron a Francisco Fernández por la propuesta de sus socios de Gobierno, la respuesta fue sorprendente: si hubiera esta consulta 'votaría que sí'. El regidor leonés insistió a continuación en que se trataba de una iniciativa de la UPL y matizó que 'era respetable' siempre que tuviera marco legal. Con todo, añadió, que prefería 'no avanzar' en el tema, ya que aún estaba en estudio.

Las reacciones no se hicieron esperar y ese mismo día, la autoridad competente, es decir, el delegado del Gobierno central, Miguel Alejo, desautorizó al alcalde. Alejo le recordó que el máximo líder del partido al que pertenece, su paisano José Luis Rodríguez Zapatero, había zanjado el tema nada más llegar a La Moncloa. 'El mapa de las autonomías está cerrado', dijo Zapatero tras un Consejo de Ministros de 2004.

La intención de UPL es apurar el pacto de gobierno que alcanzó con el PSOE para esta legislatura. Así, aprovechará que ahora es parte del gobierno municipal para insistir en su leonesismo y pedir la escisión de la comunidad autónoma. Para demostrar que los de UPL son personas sensatas, el vicealcalde de León y presidente del partido, Javier Chamorro, ha reconocido que la consulta no sería vinculante y que su formación es consciente de la dificultad de 'conseguir la logística' para celebrar el referéndum. Mientras, deslizó de nuevo su mensaje: hay un 'movimiento popular' que consiste en que los leoneses 'no comparten el actual marco autonómico'.

Como no podía ser de otra forma en una tierra de tanto poderío gastronómico, la idea nació en una cena de militantes de UPL. El partido presentará la moción en el Ayuntamiento de la capital, lugar en el que pretende se realice la consulta, y más tarde tratará de ampliar la iniciativa a toda la provincia.

UPL calcula que el secesionismo se impondría en una veintena de ayuntamientos. Hasta ahora, ninguno de sus responsables ha hablado de Zamora y Salamanca, provincias donde se desconoce la presencia de independentista alguno.