Público
Público

Sobrevivientes del cáncer de mama enfrentan problemas cerebrales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Julie Steenhuysen

Las mujeres que sobreviven al cáncer depecho luego de someterse a quimioterapia tendrían que lidiarluego con problemas de atención, memoria y capacidad deplanificación, indicaron expertos estadounidenses.

Los investigadores señalaron que las mujeres que recibieronquimioterapia para un cáncer de mama presentaban claramentemenos actividad en partes del cerebro responsables de tareasejecutivas de funcionamiento, comparadas con aquellas pacientesoncológicas que no habían sido tratadas con quimioterapia.

En las mujeres tratadas con quimioterapia, el estudiotambién halló una fuerte correlación entre quienes se quejabande tener problemas de memoria y pensamiento y déficit concretosen esas regiones cerebrales.

El estudio ayudaría a explicar por qué muchas pacientes concáncer mamario se quejan del llamado "quimio-cerebro", untérmino usado para describir lapsos de confusión ligados a lamemoria y el pensamiento luego del tratamiento conquimioterapia.

"Esta es una enorme validación para estas mujeres que estándiciendo a sus médicos 'algo está mal en mí'", dijo ShelliKesler, de la Escuela de Medicina de la Stanford University enCalifornia, cuyo estudio aparece en Archives of Neurology.

Kesler dijo que la creencia convencional es que losfármacos de la quimioterapia no pueden cruzar una membranaprotectora llamada barrera sanguínea cerebral, que cuida alcerebro de las toxinas.

Además, los médicos suelen desestimar las quejas de laspacientes sobre problemas cerebrales luego de la quimioterapia,considerando que exageran y que esos episodios están ligados alestrés generado por el hecho de padecer cáncer.

"Esto muestra que cuando una paciente informa que estáteniendo este tipo de problemas, hay buenas posibilidades deque haya habido un cambio cerebral", expresó Kesler.

La investigación incluyó a 25 participantes con cáncer depecho que habían sido tratadas con quimioterapia, a 19pacientes con cáncer mamario que se habían operado o recibidootros tratamientos y a 18 mujeres saludables.

Al igual que en estudios previos con pacientes oncológicas,el equipo halló reducciones importantes en la actividad de dosáreas de la corteza prefrontal, incluida una usada para elfuncionamiento de la memoria, el control cognitivo y elmonitoreo.

Pero también encontraron una activación mucho menor de unaregión adicional de la corteza prefrontal ligada a la funciónejecutiva, la zona del cerebro necesaria para el planeamiento.

Además, se descubrió que las participantes del gruposometido a quimioterapia cometían más errores y tardaban más encompletar pruebas que se les pidió que realizaran que lasmujeres saludables y las pacientes con cáncer que no habíansido tratadas con quimioterapia.

Aunque reconoció la pequeña escala del estudio, Kesler dijoque es necesario comenzar a identificar a las mujeres que sesometen a quimioterapia y pueden ser más vulnerables a estosproblemas cognitivos.