Publicado: 08.02.2014 07:00 |Actualizado: 08.02.2014 07:00

El socialista andaluz Martínez Olmos también estudia ir a las primarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los esfuerzos de la dirección del partido están centrados en intentar contener por lo menos hasta después de las elecciones europeas del próximo mes de mayo el debate sobre las primarias abiertas para dar con el próximo candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno. Pero en las filas socialistas los rumores y las quinielas sobre los posibles aspirantes al proceso son prácticamente inevitables a diez meses de la votación. En esas conversaciones surgen nuevos nombres, y en el camino hacia noviembre hay quien se empieza a animar a dar el paso, o por lo menos se lo está pensando. 

Quien se ha incorporado a este último grupo es el diputado por Granada José, Pepe Martínez Olmos. Él, que actualmente ejerce de portavoz del partido en el Congreso en materia de sanidad, asegura que no descarta "nada". Y es que como explican a Público desde su entorno, la pregunta que se lleva haciendo éste en las últimas semanas es: "¿Por qué no?" Según defienden, su candidatura llegaría auspiciada por un movimiento que se está dando desde el ámbito sanitario que simpatiza con los socialistas, y que lleva tiempo postulándolo como posible candidato a La Moncloa.

Su ámbito más cercano destaca varios aspectos a tener en cuenta de la trayectoria de este parlamentario ligado desde hace años a ese mundo sanitario. Recuerdan que Martínez Olmos fue uno de los hombres fuertes del Ministerio de Sanidad del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Y que en 2004 fue nombrado director general de Farmacia, un cargo que abandonó un año después para convertirse en secretario general de Sanidad del Ejecutivo. Este puesto lo mantuvo hasta 2011, cuando el PP desbancó al PSOE del poder. 

El diputado es el primer miembro del PSOE de Andalucía, federación más importante del Estado, en entrar en las quinielas de las primarias. Pero ayer, socialistas andaluces consultados por este diario se limitaban a mostrar su sorpresa por la irrupción de Martínez Olmos en la lista de nombres, y evitaban manifestar su apoyo al parlamentario al considerar que ahora "lo más importante es trabajar" para ganar las elecciones europeas.

Lo cierto es que por el momento él se deja querer, y espera a ver cuál es "el escenario" que se le presenta una vez pasados los comicios de mayo. En función de cómo sea decidirá si da el salto. Su entorno reconoce que el principal "hándicap" de Martínez Olmos es "el grado de conocimiento" que de él tiene la militancia y, sobre todo, la ciudadanía. "Pero llegado el caso eso se puede solucionar", apuntan.  

Tres semanas después de que el Comité Federal del PSOE aprobara casi por unanimidad —hubo dos abstenciones— tanto el calendario como el reglamento de las primarias abiertas del partido, ninguno de los miembros del partido que suenan con fuerza como posibles aspirantes se han atrevido aún a anunciar oficialmente sus candidaturas.

Por el momento, en las quinielas están la exministra de Defensa Carme Chacón; el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina; el líder de los socialistas vascos, Patxi López; el máximo dirigente del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; e incluso el diputado Pedro Sánchez o el exdirector general de la Policía y de la Guardia Civil Joan Mesquida. La gran incógnita sigue siendo si tras las europeas se apuntará a la carrera el secretario general del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba.