Público
Público

Los socialistas franceses fracasan en su intento de elegir líder

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Socialista francés fracasó en su intento de elegir un nuevo líder para que desafíe al presidente del país, Nicolas Sarkozy, y su congreso terminó el domingo entre divisiones y acritud.

El congreso pretendía ponerse de acuerdo en los alineamientos políticos y arreglar las fisuras que han hecho de los socialistas una fuerza ineficaz como oposición desde que Ségolène Royal los llevó a una tercera derrota electoral consecutiva frente a Sarkozy hace 18 meses.

que después de fluctuar en los sondeos de opinión ha lanzado reformas internas y conseguido un alto perfil internacional - pero sus rivales, que la culpan de la derrota electoral, se negaron a apoyarla en el congreso celebrado en Reims.

"La mano que tendimos a los otros líderes (...) no la han aferrado", dijo Royal en plena noche después de que las negociaciones maratonianas con sus rivales no consiguieran alcanzar un consenso.

Figura polarizadora, la glamorosa Royal es vista por sus admiradores como una fuerza para la renovación que cuenta con atractivo para las masas, mientras que sus detractores la ven con poca importancia política y sin consistencia.

Su discurso el sábado ante el congreso puso a media parte del público en pie para ovacionarla, mientras que la otra mitad la abucheó.

En un momento, instó a los socialistas a "amarse los unos a los otros", lo que provocó las burlas de muchos.

Un sondeo de opinión publicado el domingo en el diario Journal du Dimanche mostró que los votantes estaban hartos de los socialistas. Sólo el 32% dijo que el partido tenía líderes buenos, mientras que el 27% señaló que contaba con un proyecto genuino para el país.

"Estoy avergonzado del Partido Socialista", declaró el líder saliente François Hollande a los afiliados el domingo por la mañana.

LUCHAS DE PERSONALIDAD

En la primera de las tres etapas para renovar a su líder, los miembros votaron la semana pasada las propuestas, o ideas políticas.

La propuesta de Royal quedó primera con poco menos del 30%, el alcalde de París, Bertrand Delanoe consiguió el 25% y Martine Aubry, ex ministra conocida por ser la autora de la ley de las 35 horas laborables semanales, también se hizo con un 25%. Benoit Hamon, un líder más joven que procede de la izquierda del partido, obtuvo el 19 por ciento.

Los cuatro supuestamente iban a presentar un texto de compromiso y acordar un líder de consenso en Reims, la segunda etapa del proceso. La tercera etapa será una votación para elegir al líder de los militantes del partido, fijada para el jueves.

Pero tras el fracaso de Reims, los miembros tendrán que elegir entre Royal, Aubry y Hamon, ya que un desanimado Delanoe se ha quedado fuera de la carrera.

Quienquiera que gane liderará un partido herido y se enfrentará al peligro de una cuarta derrota consecutiva en las presidenciales.