Público
Público

Socializar y beber moderadamente es bueno para la salud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Contar con una red social deamigos y familiares aumentaría los beneficios para la salud debeber un poco de alcohol, sugirió un estudio en Japón.

La investigación, que incluyó a hombres japoneses, hallóque el consumo moderado a bajo de alcohol con altos niveles deapoyo social estaba asociado con tasas más bajas de enfermedadcardíaca y accidente cerebrovascular (ACV).

"Pero hay que recordar que ese efecto positivo del apoyosocial está limitado al consumo leve a moderado. El consumoexcesivo de alcohol es malo, sin importar el nivel desocialización", declaró el doctor Hiroyasu Iso, de OsakaUniversity.

En el artículo publicado en Alcoholism: Clinical andExperimental Research, los autores señalaron que el consumomoderado a bajo de alcohol protege del ACV y la enfermedadcardíaca.

Estar rodeados de una gran cantidad de familiares y amigostambién le hace bien al corazón y hasta prolongaría la vida.

La investigación demostró que los altos niveles desocialización potencian los beneficios cardíacos del consumobajo a moderado de alcohol, explicó el equipo dirigido porIso.

El equipo analizó los patrones de consumo de alcohol, elapoyo social y la salud cardiovascular de 19.356 hombres de 40,50 y 60 años, que participaban en un estudio prospectivo deJapan Public Health Center.

Su consumo de alcohol se clasificó en siete categorías:nunca, antes, ocasionalmente, entre 1 y 149, entre 150 y 299,entre 300 y 449 o más de 450 gramos de alcohol por semana.

Durante los más de nueve años de seguimiento promedio, seregistraron 629 ACV y 207 diagnósticos de enfermedadcoronaria.

Al igual que los resultados obtenidos en estudios previos,consumir más alcohol (300 o más gramos por semana) estuvoasociado con un aumento del riesgo de ACV. Eso se explicaría,según los autores, por lo menos parcialmente, por lahipertensión inducida por el alcohol.

Pero el consumo bajo o moderado de alcohol (hasta 299gramos por semana) estuvo asociado con una reducción del riesgode ACV y enfermedad cardíaca, y el efecto fue mayor en loshombres con altos niveles de apoyo social.

"Quizás porque evitaban las conductas poco saludables yrespondían mejor al estrés", resumió Iso.

A diferencia de los consumidores de pocas o moderadascantidades de alcohol que contaban con apoyo social, aquellossin una buena red de amigos y familiares tenían conductas pocosaludables; tendían a ser sedentarios y se realizaban menoscontroles clínicos. Tendían también a padecer altos niveles deestrés y a no tener trabajo ni pareja.

El equipo opinó que el bajo nivel de apoyo social causaríaestrés mental con consecuencias para el corazón.

El estrés mental activa sustancias del sistemaneuroendocrino, "lo que aumenta el riesgo de desarrollarenfermedad cardiovascular", explicó Iso.

FUENTE: Alcoholism: Clinical & Experimental Research,junio del 2009.