Público
Público

Sofocos de la menopausia, asociados con lípidos altos: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Fran Lowry

Los sofocos están asociadoscon cambios lipídicos generalmente adversos en las mujeres demediana edad, y esto minaría su salud cardiovascular, indicaroninvestigadores en el encuentro anual de la SociedadNorteamericana de la Menopausia, en Washington.

"Le diría a las mujeres que si están teniendo muchossofocos durante la transición menopáusica o si los sofocospersisten por mucho tiempo, se aseguren de ver a su médicoclínico, realizarse controles regulares y mantener las medidaspreventivas de salud cardiovascular", dijo a Reuters Health ladoctora Rebecca C. Thurston, de la University of Pittsburgh.

"Eso incluye el control de lípidos, hacer ejercicio físicoy seguir una dieta prudente", añadió.

Como ha estado surgiendo evidencia sobre las relacionesentre los sofocos e indicios de riesgo cardiovascular, Thurstony sus colegas querían saber más sobre los posibles mecanismossubyacentes a esa vinculación.

El equipo analizó datos de un estudio con 3.201 mujeres deentre 42 y 52 años a las que se evaluaron anualmente lossofocos y sudoraciones nocturnas, así como también elcolesterol LDL, el colesterol HDL, la apolipoproteína-a(apo-a), la apo-b, la lipoproteína(a), los triglicéridos y lahormona folículo-estimulante.

Los autores hallaron que los sofocos más frecuentes estabanasociados significativamente con mayores niveles de todas lasevaluaciones lipídicas, excepto la lipoproteína(a). Lasrelaciones se mantuvieron tras controlar la obesidad, etnia,tabaquismo y condición socioeconómica de las participantes.

Por ejemplo, señalaron que las mujeres que habían informadosofocos durante uno a cinco días en las dos semanas previastenían niveles de LDL un 48 por ciento mayores que los que lasmujeres que no informaban sofocos.

En tanto, las mujeres con sofocos por al menos seis días enlas dos semanas previas presentaban niveles de LDL quesuperaban más del doble los de aquellas participantes sinsofocos.

También hubo relaciones positivas entre los sofocos y elcolesterol HDL, dijo Thurston.

"La naturaleza cardioprotectora del HDL tiende a variarcuando las mujeres transitan la menopausia, y hay algunos datosque sugieren que los tamaños de las partículas cambian", lo quepondría en duda su seguridad para el corazón, añadió.

La experta señaló que ella no cree que tratar los sofocospueda ayudar a la salud cardiovascular de las mujeres.

"No estoy segura que esta sea realmente una relacióncausal. Nos dice más sobre los vasos femeninos. Pero lasmujeres que están teniendo muchos sofocos necesitan controlespreventivos", indicó.

"Si fuman, deberían dejar. Si deben bajar de peso, tendríanque hacerlo. Los sofocos serían otro indicador para las mujeresde que necesitan ser cuidadosas con la prevención", concluyóThurston.