Público
Público

La soja no previene la obstrucción de las arterias: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

El uso de suplementos de sojaadicionales no evitaría el endurecimiento de las paredesarteriales, revela un estudio sobre mujeres posmenopáusicas.

No obstante, según los autores, la soja podríabeneficiarlas unos meses después de la menopausia.

Esto se suma a datos contradictorios sobre el papel de lasoja en la reducción de la presión, el colesterol y el riesgode desarrollar enfermedad cardíaca.

"No me sorprendió" esa ausencia de efectos beneficiosos,dijo William Wong, del Colegio de Medicina de Baylor, enHouston, y que no participó del estudio. "Los datos disponiblesson contradictorios", añadió.

El equipo del doctor Howard Hodis, de la Escuela Keck deMedicina de la University of Southern California en LosAngeles, le indicó al azar a 350 mujeres sanas posmenopáusicastomar 25 gramos diarios de proteína de soja (más 90 mg deisoflavonas) o de proteína de leche libre de soja.

Ambas proteínas se administraron en polvos para beber ybarritas alimentarias. Las mujeres, y los médicos tratantes,ignoraban qué tipo de proteína recibía cada una.

Cada seis meses, por hasta tres años, el equipo les realizóun estudio por ultrasonido para determinar el nivel deacumulación de placa en las carótidas, que son las arterias quetransportan la sangre al cerebro.

Cada año, más de 700.000 estadounidenses sufren unaccidente cerebrovascular o ACV; la mayoría de los casosocurren porque un coágulo sanguíneo obstruye el suministro desangre al cerebro.

En general, no hubo diferencia en el nivel deendurecimiento arterial entre los dos grupos.

En las usuarias de los suplementos de soja, el equipoidentificó un aumento del grosor de las paredes arteriales deunos 5 micrómetros por año, comparado con 6 micrómetros en elgrupo de control. Pero esa diferencia podría atribuirse alazar, según precisa el equipo en la revista Stroke.

La soja contiene sustancias químicas similares alestrógeno, llamadas isoflavonas. El cuerpo de la mujer dejaríade responder al estrógeno a medida que se aleja de lamenopausia.

Las usuarias de dosis altas de proteína de soja habíansentido más dolor en los pechos y habían tenido más sangradosvaginales o pérdidas durante el estudio.

"Si una mujer decide utilizar esos suplementos, en especialen dosis altas (...) debería consultar al ginecólogo. Su usodebe ser controlado", dijo Hodis.

Las píldoras de soja son de venta libre y cuestan entre 25y 50 centavos de dólar por día. Hodis señaló que la dosisadministrada en el estudio es mucho más alta que la que utilizala población femenina de Estados Unidos, pero similar a la quecontiene la dieta asiática promedio.

A quienes deseen ingerir algo más de soja de maneranatural, Wong recomendó los porotos de soja, tofu y leche desoja, que "actualmente es bastante sabrosa", aseguró.

FUENTE: Stroke, online 8 de septiembre del 2011