Público
Público

Solbes asegura que la mayor prioridad Gobierno es el empleo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, dijo el martes que la mayor prioridad del Gobierno es limitar la destrucción de empleo en el actual contexto de dificultades económicas.

"La principal preocupación del Gobierno es limitar la destrucción de empleo", indicó Solbes.

En noviembre, el paro subió en España en unos 171.000 personas a casi 3 millones, con un alza interanual del 42,7 por ciento.

"España creaba empleo más rápidamente (que el resto de países en la fase de bonanza) y ahora los destruye también más rápidamente", agregó Solbes.

El ministro de Economía abogó por afrontar reformas estructurales con el objetivo de acelerar el proceso de superación de la crisis económica y preparar el terreno para cuando el ritmo de expansión vuelva a recuperar el pulso.

Entre tales reformas, Solbes dio especial importancia a las ámbito laboral, pero hizo hincapié en que cualquier iniciativa en esta materia debe abordarse en el contexto del diálogo social.

"La experiencia demuestra que las medidas que no cuentan con los agentes sociales son de difícil aplicación", dijo.

Entre otras medidas estructurales se refirió al impulso de los mercados de bienes y servicios, las Ley sobre organismos reguladores sectoriales, las relacionadas con los transportes terrestres, las del sistema aeroportuario y las del sector del ferrocarril.

Solbes también mencionó la voluntad de agilizar los procesos concursales y otras iniciativas en el ámbito jurídico.

Con relación a la coyuntura económica, Solbes reiteró que la intensidad de la crisis económica ha sido mayor que lo esperado, pero insistió en que este proceso tocará fondo en la segunda mitad de 2009.

Preguntado a partir de qué nivel de déficit público sería intolerable, Solbes señaló que en la actual fase de contracción económica, el Pacto Europeo de Estabilidad y Crecimiento contempla poder superar el límite previsto del 3,0 por ciento siempre que se vuelva a los márgenes establecidos cuando se normalice la coyuntura.