Público
Público

Un soldado de EEUU capturado critica la invasión de Afganistán en un vídeo talibán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El movimiento talibán afgano difundió hoy un vídeo en el que un soldado de EEUU, Bowe Bergdahl, capturado por la insurgencia en el este afgano el pasado verano, se muestra crítico con la invasión estadounidense y asegura que la guerra en Afganistán será "el próximo Vietnam".

En una grabación enviada a los medios por el portavoz de los talibanes afganos Zabiullah Mujahid, el soldado, que aparece vestido con uniforme militar, enumera la serie de conflictos bélicos en los que han intervenido las tropas estadounidenses, entre los que menciona la Segunda Guerra Mundial, Vietnam e Irak.

"Ahora es simplemente Afganistán, la próxima guerra para que nosotros caigamos en ella", dijo el soldado, que en el comienzo del vídeo se identifica como Bowe Bergdahl y ofrece detalles de su biografía como su fecha y lugar de nacimiento.

Bergdahl añade que Afganistán se convertirá en "el próximo Vietnam a menos que el pueblo americano se levante y pare todo este sinsentido".

Durante la grabación, el soldado precisa que llegó a Afganistán en mayo de este año y fue destacado a la provincia oriental de Paktika.

Bergdahl, quien asegura que tras su captura pasó a convertirse en "prisionero de guerra de los talibanes", añadió que ha sido tratado "como un ser humano" y que en ningún momento le han quitado la ropa ni le han hecho fotos desnudo.

Mientras el soldado relata las condiciones de su cautiverio aparecen en la parte izquierda de la grabación imágenes de las torturas que soldados estadounidenses infligieron a prisioneros en la cárcel iraquí de Abu Ghraib en 2004.

Y llega a asegurar que EEUU no está combatiendo a un "pequeño grupo terrorista desorganizado" en Afganistán, sino a un "Ejército organizado".

La comandancia de la Fuerza Internacional de Asistencia a la seguridad, bajo mando de la OTAN, calificó de "acto horrible" la difusión del vídeo y aseguró que el militar estadounidense ha sido forzado a leer la declaración.

"Éste es un acto horrible que explota a un joven soldado, que ha sido claramente obligado a leer una declaración preparada. No refleja nada más que las tácticas violentas y engañosas de la insurgencia talibán", dijo el almirante norteamericano Gregory Smith, responsable de comunicación de la ISAF.

En un comunicado, el almirante aseguró que la difusión del vídeo el día de Navidad demuestra el "desprecio a las tradiciones religiosas y a las enseñanzas del Islam" de los talibanes.

"Continuaremos buscando a Bowe Bergdahl y con nuestros esfuerzos por garantizar la seguridad del pueblo afgano y de nuestros compañeros de la coalición", reza la nota.

Bergdahl fue secuestrado a finales de junio en Paktika y poco después los talibanes ya difundieron unas imágenes en las que el soldado aparecía vestido con indumentaria afgana y en las que reconocía que tenía "miedo de no poder volver a casa".

En Afganistán hay desplegados en la actualidad unos 100.000 soldados, 68.000 de ellos estadounidenses, a la espera de que llegue el nuevo refuerzo ordenado por el presidente de EEUU, Barack Obama, de unos 30.000 efectivos, además de otros 7.000 militares prometidos por la OTAN.