Público
Público

Dos soldados de la KFOR resultan heridos por armas de fuego en el norte de Kosovo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos soldado de la fuerza de la OTAN en Kosovo (KFOR) han sido heridos hoy por armas de fuego durante un enfrentamiento con manifestantes serbios en el norte de Kosovo, informó la misión de la Alianza.

Los enfrentamientos estallaron hoy cuando las fuerzas de la KFOR desmantelaron una barricada levantada por los serbios del norte de Kosovo, que no reconocen la legitimidad de las autoridades de Pristina que declararon su independencia de forma unilateral en 2008.

La KFOR explicó en un comunicado que los soldados de la OTAN resultaron heridos por armas de fuego de pequeño calibre utilizadas por los manifestantes durante los enfrentamientos.

En respuesta, la KFOR utilizó de forma "aislada" pelotas de goma, gases lacrimógenos y gas pimienta, además de un cañón de agua a presión para dispersar a los manifestantes.

Para desmantelar la barricada formada por camiones y un autobús la KFOR recurrió a medios mecanizados especializados, aunque según la agencia serbia Tanjug los serbios volvieron a levantar otro parapeto a unos 500 metros.

La alianza también explicó que ha tomado contacto con los líderes locales para tratar de rebajar la tensión.

El pasado miércoles, 21 soldados de la KFOR fueron heridos en enfrentamientos con un grupo de serbios de Kosovo que intentaron detener el desmantelamiento de una barricada en la localidad de Rudare.

Las tensiones en el norte kosovar permanecen desde el pasado julio, cuando los serbios locales cortaron las carreteras de acceso a los puestos fronterizos de Jarinje y Brnjak en protesta por la decisión de Pristina de enviar policías de fronteras y funcionarios de aduanas a esos pasos con Serbia.

La KFOR está desplegada desde entonces en los dos pasos, que tras unos incidentes violentos el pasado verano declaró como "zonas militares", e intentó en varias ocasiones levantar las barricadas de los accesos a esos puestos.

Los serbios que viven en el norte de Kosovo se oponen a cualquier extensión de la soberanía de Kosovo, que proclamó de forma unilateral su independencia en 2008, y acusan a las misiones internacionales de salirse de su mandato de neutralidad y ayudar a Pristina a extender su autoridad en la zona.

El secretario de Estado en el Ministerio serbio para Kosovo, Oliver Ivanovic, criticó hoy a la KFOR por sus acciones para desmantelar las barricadas al asegurar que "de esa manera no solucionarán los problemas sino que sólo causarán antagonismos con la población del norte".