Público
Público

Soler, Koeman y los "líos" del Valencia protagonizarán las Fallas de 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La figura del presidente Juan Soler, el desconocimiento de la fiesta por parte del técnico holandés Ronald Koeman, y los "líos" y situaciones polémicas vividas recientemente por el club van a convertir al Valencia en uno de los protagonistas indiscutibles de las Fallas 2008 que estarán plantadas dentro de un mes.

La situación creada tras la llegada de Koeman, la ausencia en la escena pública de Soler o la decisión de apartar del equipo a David Albelda, Santiago Cañizares y Miguel Ángel Angulo van a centrar las críticas de los artistas falleros en los monumentos que estarán en las calles valencianas a partir del 15 de marzo.

De momento, hay que conformarse con el anticipo de los "ninots" que se exhiben en la exposición abierta hace una semana y por la que pasarán millares de valencianos para elegir, por votación popular, aquella figura que debe quedar indultada del fuego de la noche de San José.

En la exposición, el visitante se va a encontrar con una buena muestra de lo que más tarde verá en las calles desde la "plantá" hasta la noche de la "cremá", la del 19 de marzo, cuando el fuego consumirá las fallas en una jornada tan fallera como futbolística, pues para ese día está previsto en Mestalla el partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey entre el Valencia y el Barcelona.

Entre las imágenes que ya han visto muchos valencianos en la exposición del "ninot" se encuentra una composición en la que Soler y Koeman aparecen vestidos de frailes al uso medieval.

Koeman, situado por delante de Soler, porta un hacha en la mano derecha y la cabeza de un decapitado Albelda en la izquierda. Junto a ellos, en el suelo, ya están las cabezas de Angulo y Cañizares, supuestamente descabezados con anterioridad.

Otro "ninot" ofrece la imagen de los tres futbolistas con la huella de una fuerte patada en el trasero, mientras que Koeman, con un bote de matarratas en la mano, aplasta con el pie la tapa de una alcantarilla por la que quiere salir uno de los futbolistas.

Juan Soler, con una lira en la mano, hace recordar a Nerón en un "ninot" que alude a la quema del Valencia, en una composición que se completa con un libro de la historia del club a los pies de su presidente.

No falta la figura del célebre personaje de dibujos animados Bart Simpson, vestido con los colores blanco y negro del equipo y convertido en animador de los valencianistas, ni la de un seguidor sentado en la taza de un váter con una expresión de dolor consecuencia, aparentemente, de los resultados adversos del equipo.

La cisterna del inodoro es una figura animada que se ríe del pesar del valencianista sentado en la taza y que oculta la desnudez de algunas partes del cuerpo con un rollo de papel higiénico.

El ambiente fallero en el entorno del valencianismo se ha visto reforzado en los últimos días gracias al absoluto desconocimiento de la fiesta del entrenador del equipo, al que le pareció, inicialmente, una mala idea la de verse en una o varias de las fallas de la ciudad, tal y como manifestó la semana pasada.

Cuando le fue explicado en qué consistía exactamente lo de "ser un ninot", rectificó su planteamiento inicial y señaló que estaba "encantado de que un muñeco gordito de Koeman" se pudiera ver en alguno de los monumentos valencianos. Con toda seguridad, la idea será tomada al vuelo por alguno de los artistas.