Público
Público

En la solicitud de residencia, algunos falsifican los detalles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Genevra Pittman

Un estudio sobre losgraduados en medicina que solicitan una residencia deoftalmología es el último en demostrar que algunos estudiantessienten la tentación de exagerar partes de la documentaciónpara ganar la competencia.

"La oftalmología es un campo muy competitivo", dijo eldoctor Michael Wiggins, autor del estudio y director asociadodel programa de residencias de Jones Eye Institute, asociado ala University of Arkansas for Medical Sciences, en Little Rock.El instituto recibe unas 100 solicitudes para tres vacantes poraño.

"Hay mucha presión", señaló. "No hay muchas vacantes y latentación de lucir lo mejor posible es muy grande", explicó.

En las solicitudes del Jones Eye Institute, Wigginsidentificó declaraciones falsas sobre estudios publicados enuna de cada 13 solicitudes, todos "errores" que mejoraban lasreferencias personales.

Wiggins revisó 821 solicitudes recibidas por el institutodurante cinco años. Al analizar las 201 que mencionabanpublicaciones "con revisión de pares", identificó 15 casos defalsificación de datos.

Lo más común era el ascenso del nombre del candidato en lalista de autores de los estudios, lo que le confería unaresponsabilidad mayor que la real.

En otros casos, los candidatos habían agregado sus nombresen estudios que no los incluían, habían eliminado a otrosautores de la lista o habían citado estudios que Wiggins nopudo encontrar aunque estaban supuestamente publicados enrevistas de primer nivel.

Los graduados de escuelas extranjeras eran más propensosque los de Estados Unidos a citar estudios con errores, quizáporque están en desventaja y sienten presión adicional paramejorar sus solicitudes, sostuvo Wiggins.

Los resultados aparecieron en la revista Archives ofOphthalmology.

La cantidad de errores (2 por ciento de todas lassolicitudes) está en el extremo inferior de lo que otrosestudios recientes hallaron en los documentos para pedirresidencias en otras especialidades.

Los directores de los programas de residencia ya cuentancon gran cantidad de pruebas de esos errores, seanintencionales o no. La pregunta es cómo evitar que loscandidatos falsifiquen sus credenciales y cómo identificar esoserrores cuando se revisan cientos de solicitudes a la vez.

"Eso demandará un esfuerzo humano tremendo", dijo el doctorGary Yang, que publicó un estudio similar sobre errores en lassolicitudes para residencias en oncología.

Yang dirige el área de Radioterapia Gastrointestinal delRoswell Park Cancer Institute, en Buffalo. Esta semanacomenzará a trabajar en el Centro Médico de Loma LindaUniversity, en California.

Para él, algo que los directores de los programas deresidencias pueden hacer es educar a los estudiantes demedicina sobre la necesidad de que sean honestos sobre suspublicaciones.

Wiggins también dijo que pedir a los candidatos copias desus publicaciones podría desalentar la falsificación de lainformación.

FUENTE: Archives of Ophthalmology, 7 de julio del 2010.